El machetazo que marcó a Félix Badaraco

  Deportes

El machetazo que marcó a Félix Badaraco

El exárbitro FIFA recordó cuando hace 15 años fanáticos del club Imbabura le hicieron una encrucijada insatisfechos tras un encuentro ante El Nacional

Félix-Badaraco-machete-Badaraco
Félix Badaraco, exárbitro FIFA que recibió un machetazo 15 años atrás.archivo

El puñetazo que recibió el árbitro Álex Cajas de Héctor Lautaro Chiriboga, preparador de arqueros de Macará, hizo que el excolegiado FIFA, Félix Badaraco, recordara uno de los momentos más amargos que pasó en su carrera (se retiró en 2008). En 2007 lo machetearon.

UNIVERSIDAD-CATÓLICA-9-OCTUBRE

Los daños colaterales de la paralización de los árbitros

Leer más

“Estaba viendo el partido y cuando ocurrió la agresión recordé lo que me pasó, sentí como si me hubiesen pegado a mí, me llené de coraje e impotencia”, comentó a EXPRESO.

El domingo 27 de mayo de 2007, tras culminar la paridad (0-0) entre Imbabura y El Nacional, que se jugó en el estadio Olímpico de Ibarra, la terna arbitral conformada por Badaraco (asistente uno), Carlos Herrera (asistente dos), Jackson Díaz (central) y José Luis Espinel (cuarto árbitro) fue agredida físicamente por 20 hinchas de los imbabureños.

El partido terminó cerca de las 18:00 y los colegiados se retiraron a las 19:30. En medio de la oscuridad, porque les apagaron las luces, se dirigieron a la entrada, donde los estaban esperando. Los fanáticos estaban ubicados en dos filas indias y cuando se acercaron los amenazaron: “hasta aquí llegaron”, según Badaraco.

“Algo sospeché porque nos dejaron sin resguardo policial y nos apagaron las luces del camerino, aparte que nuestra salida la dejaron con candado”, recordó. En medio de los insultos primero pasó Díaz, luego fue Badaraco y detrás de él cruzó Herrera, a quien le pegaron un puñetazo en la sien y lo tiraron al piso. En ese instante se armó la gresca.

Mientras Félix y Díaz se defendían, se pusieron espalda con espalda. Espinel solo les avisaba con gritos por donde les iban a pegar y Herrera estaba siendo golpeado en el piso.

“Con Díaz tuvimos que regresar a defenderlos. De repente uno de los agresores sacó un machete y Jackson se quedó sin reacción. Solo les gritaba que ya se tranquilicen”, acotó.

Me preocupa que no se le dé importancia a los hechos violentos pese a lo que ha sucedido en el pasado. Antes hasta un fiscal iba a los partidos.

Félix Badaraco, exárbitro FIFA

Al ver que uno de los agresores sacó el arma blanca se agruparon y utilizaron sus mochilas como escudo para evitar los machetazos. En ese jaloneo, Herrera logró salir del estadio y corrió en busca de la Policía. Llegó con el apoyo necesario.

Diego-Lara-árbitro-agresión-hinchas-DeportivoQuito

Los árbitros no tienen seguridad

Leer más
Félix-Badaraco-machete-Badaraco
Badaraco, con la sutura que la fue realizada por la agresión.archivo

“Vino la Policía y los detuvieron a todos, recién en ese momento me di cuenta de que tenía un corte en la mano. No sentí nada cuando me cayó el machetazo y me vi la sangre”, dijo sobre la herida que le dejó una cicatriz de 10 centímetros.

emelec deportivo cuenca

Luis Muentes anuncia el fin de la paralización de los árbitros

Leer más

Badaraco recalcó que los llevaron detenidos a los agresores, pero en la comisaría desaparecieron la prueba. “Llegó un capitán y dio la orden que desaparezcan el machete. Igual los denunciamos, pero no le dimos continuidad al caso”.

Tras realizar las investigaciones y que el médico legista los evaluara el martes 29 de mayo de 2007, ese mismo día los atacantes fueron liberados y afuera de la comisaría una multitud de 30 personas, entre familiares y amigos, esperó a uno de ellos, quienes también volvieron a agredir a los árbitros Badaraco, Díaz, Herrera y Espinel.

Finalmente, Badaraco aseguró que está preocupado por la seguridad de sus colegas. “Las cosas siguen igual en seguridad. Han pasado 15 años y todavía hay esa sensación de inseguridad. Me preocupa que no se le dé importancia, a pesar de que ya ha sucedido en el pasado. Antes hasta iba un fiscal a los partidos, pero ahora ya no van. Los colegas merecen respeto”.