Buenavida

Romina Miraglia: “Los momentos en familia son los que más disfruto”

La esposa del ministro de Turismo busca el balance entre su vida personal y su profesión, con la que ayuda a lograr una mejor convivencia con los perros.

Romina Miraglia
Romina Miraglia se especializó en entrenamiento y comportamiento canino en Starmark Academy de Texas.Cortesía Paola Ayala.

“Tengo los mejores recuerdos de mi infancia y quizá fue en esa etapa que se forjó mi amor por los animales”, recuerda Romina Miraglia. Desde entonces no desistió su interés por ellos y en su juventud decidió dar un paso más. Convirtió su vocación en lo que es hoy, adiestradora canina.

Aquella sensibilidad la vive también con su esposo, Niels Olsen, ministro de Turismo, y el pequeño Oliver, hijo de ambos. Ya sea que estén en Guayaquil, ciudad donde residen, o caminando entre el pasto de la hacienda, los acompañan siempre sus dos perros, Dylan y Lacey, con los que Romina fue aprendiendo los códigos de esta especie que tanto cuida.

En el mundo de canes

Dylan fue el primero en llegar. Cuenta que su vínculo con este pastor australiano inició en la etapa de enamorados con Olsen. Sin embargo, el número de mascotas se agrandó cuando Romina decidió ir a estudiar en Starmark Academy de Texas, una prestigiosa institución de entrenamiento para canes.

“En esa academia asignan perros de refugio para que los estudiantes practiquen el entrenamiento y estos tengan mayores probabilidades de ser adoptados. Entonces tuve a cargo a una pitbull llamada Lacey y empecé a cuidarla tanto a ella como a Dylan, porque él viajó conmigo”.

Cuando le tocó regresar a Ecuador debió dejarla en adopción, pero con el pasar de los meses confiesa que no podía dejar de pensar en la pitbull.

“Supe que no estaba siendo atendida de la forma como me hubiese gustado, así que contacté a la persona y le pregunté si me la podía dar y accedió. Regresé a Texas y la traje conmigo. En ese entonces Niels ya había terminado su maestría en Australia y estaba de retorno a Ecuador. La conoció y se encariñó”, dice emocionada.

Fue en ese período que ella empieza a emprender con entrenamientos a domicilio. Al poco tiempo logró que su metodología la posicione como una de las más cotizadas de la ciudad.

Mejorando calidad de vida

Ser observadora y paciente son parte de sus cualidades mientras trabaja, pues desde el punto de vista emocional, dice que debe lograr una buena conexión entre el perro y la familia que la convoca.

Es ahí cuando aplica su método basado en el vínculo, el cual requiere que una de las personas del hogar o el amo sea quien trabaje con ella para que aprenda cómo guiar al can. “Para mí es muy importante que los dueños se involucren. De nada sirve que la mascota me obedezca solo a mí. Entonces esto lo trabajamos juntos, les enseño a educarla para que logren una mejor convivencia”, explica.

Lo más estimulante, sostiene, es ver resultados. “Me alegra comprobar cómo cambia la calidad de vida del perro”, agrega.

Y cuando se le pregunta cuál es su clave para alcanzar todos esos logros, destaca que la empatía. Algo que con el tiempo la hizo inmiscuirse también en el tema de rescatar animales.

“Fui conociendo el lado oscuro que ronda a los perros como lo son el maltrato y el abandono. Entonces me involucré en el rescate y comencé a apoyar a fundaciones para cubrir necesidades y salvar vidas”.

La familia se agranda

Por varios años trabajó a un ritmo tal que cubrió varias zonas de la ciudad, desde norte a sur. “Adiestraba hasta nueve perros por día”, recuerda. En ese entonces, dice que aunque el Instagram estaba en auge, más conocida se hizo por las recomendaciones de boca en boca.

Con el tiempo se comprometió con Olsen, se casaron y enseguida les llegó la noticia de que tendrían un bebé. “Tuve que bajar revoluciones a raíz de que quedé embarazada porque me mandaron a reposo obligatorio; pero una vez que me dieron luz verde, volví a trabajar”.

Aquello fue en el 2019. Al nacer Oliver, tanto Dylan como Lacey se acoplaron muy bien. “Los niños no necesariamente saben manejar a los perros. Actúan mucho por impulso y ahí estamos los adultos para supervisar”.

Carla Dager.

Carla Dager: “Ecuador ha avanzado en temas eco-friendly”

Leer más

Mientras avanzaba el 2020, y con ello la pandemia, pudo compaginar su maternidad con lo laboral. “Di asesorías virtuales para que la gente haga actividades con sus perros desde casa. Me da gusto que aún me mandan videos de todo lo que aprendieron”, agrega.

E iniciando el 2021, recibieron el año con una gran sorpresa en la familia. “Quedé nuevamente embarazada. Y esta vez tuve que volver al reposo porque he tenido achaques sumamente fuertes”, sostiene.

Aun cuando ha pausado los entrenamientos, dice que ha aprovechado este tiempo para desarrollar un programa ‘online’ y, además, apreciar lo esencial de la vida. “En la hacienda es donde más puedo hacerlo. Desde caminar por el bosque con mi esposo hasta ver a Oliver jugando con Dylan y Lacey, esos momentos con mi familia son los que más disfruto”, concluye.

Romina Miraglia
Está casada con Niels Olsen, con quien tiene un hijo, Oliver, y esperan el segundo.Cortesía Paola Ayala.

Tips para educar desde casa

Educar un perro no es tarea sencilla, sin embargo, Romina comparte algunos tips.

  1. Sea constante al entrenarlo.
  2. Establezca reglas claras. No funciona si un día le permite algo y al día siguiente le prohíbe.
  3. Motívelo. Por las cosas que haga bien, prémielo en el acto para que el perro entienda que ese comportamiento es el correcto.

Sobre ella

  • Esta guayaquileña de 36 años, lleva ocho de trayectoria como entrenadora canina.
  • Se especializó en entrenamiento y comportamiento canino en Starmark Academy de Texas.
  • Está casada con Niels Olsen, con quien tiene un hijo, Oliver, y esperan el segundo.

Romina Miraglia
Romina es entrenadora caninaCortesía Paola Ayala.