Gabriela Cadena, dominio femenino en un mundo de hombres

  Buenavida

Gabriela Cadena, dominio femenino en un mundo de hombres

La impactante historia de la única mujer en el país que ostenta el cargo de chef ejecutiva en una carrera sacrificada pero llena de satisfacciones.

Gabriela Cadena, chef ejecutiva Hotel Wydham
Gabriela Cadena, chef ejecutiva Hotel Wyndham 29 de marzo de 2021 KARINA DEFAS Agencia (ag-expreso ag-extra ag-quito)Karina Defas

Gabriela brilla por sí misma en medio de una cocina inmensa, repleta de ollas y enseres de corte industrial. Su voz firme y rotunda se desplaza como un eco en el lugar y es que con ella no hay medias tintas ni clasismos o segregación alguna. Su equipo sigue sus órdenes y todo funciona como reloj suizo. Pero atrás existe una realidad de marginalidad e incluso de violencia de género que, en muchos casos, sigue siendo el pan de cada día. De hecho, para llegar a donde está, a los hombres puede tomarles entre tres o cuatro años, pero a Gabriela le significaron 16 largos y sacrificados años. Tanto es el carrete que ha andado y superado esta espectacular mujer que ha logrado dominar el mundo de la cocina profesional donde los hombres han reinado por tradición y costumbre.

Con una gran capacidad de transmitir y comunicar, la chef reconoce que el camino fue tremendamente complicado: “Ha sido muy fuerte, he sufrido y no voy a negar que he llorado un montón. Muchos piensan que la maternidad es limitante, que una mujer no puede ser un buen líder, que los períodos menstruales te hacen más débil y que por no poder cargar un quintal eres menos. Pero con inteligencia he ido entrenándome y generando soluciones físicas y mentales para superar los obstáculos. Cuando empecé mi carrera, había poca formación en el campo y el trato dentro de las cocinas era complicado, hasta los chistes eran muy sexuales y machistas. Incluso un chef decía que las mujeres servíamos solo para abrir las piernas, pero eso me daba la fuerza para no declinar y mantenerme de pie”.

Cuando estudió hotelería, un profesor repetía que las mujeres difícilmente podían llegar a liderar cocinas profesionales porque no servían para esa industria. Pero el mundo es pequeño y fue él (William Tandalla) quien le abrió la oportunidad de empezar en una cadena hotelera. Viéndolo vestido de chef, Gabriela soñaba con llegar a esa posición. Recuerda que dormía 2 o 3 horas al día, con jornadas extenuantes que la juventud y su fuerza interior le permitieron vencer, con el anhelo de crear memorias a través de los sabores.

Gabriela Cadena, chef ejecutiva Hotel Wydham
En compañía de su equipo de trabajo del Hotel Wyndham.Karina Defas

Como un dato increíble, los uniformes de chef para mujeres no existían en el mercado, sino hasta hace dos o tres años que Gabriela pudo finalmente acceder a uno con gran orgullo y felicidad: “Somos tan pocas en esta industria que no existe la ‘moda gastronómica’ para nosotras”. Y añade que el machismo también se ha manifestado rotundo en las propias mujeres que se burlan y afirman que tener un uniforme de chef profesional es algo que no durará. Asimismo, señala que ha sufrido serios traspiés con colegas del ramo que han menospreciado su trabajo y trayectoria solo por el tema de género.

Esta quiteña de 42 años ha sorteado estos desafíos manteniéndose firme y demostrando a los suyos que sí se puede llegar a liderar un espacio de esta naturaleza, en el que ella es el timón de un equipo humano que demanda tiempo y 100 % de trabajo y compromiso. Así, con un carácter bien templado se ha ganado el respeto de su entorno en una ruta gastronómica que decidió hace más de dos décadas.

El viento a su favor

Su madre y tía abuela fueron piezas fundamentales para que la chef no desistiera en sus metas, siempre motivándola a seguir adelante. Casada hace 14 años con Jofree Cadena y con 3 hijos (Thomas, de 12 años; Emilio, de 11, y Pedro, de 7), el viento está a su favor. Su marido la apoya en casa y con la crianza de los chicos para que pueda cumplir su trabajo en jornadas que empiezan a las 6 de la mañana y en las que las fechas importantes las celebra posteriormente en familia. “Mi marido fue criado a la vieja usanza y al principio le costó adaptarse a las tareas del hogar. ¡Cocina arroz con carne y fréjol muy bien! Cuando viajo es difícil, pero siempre estoy pendiente de mis hijos para que no se sientan desatendidos y sepan la importancia del trabajo de su mamá. Sufro cuando se enferman o no puedo acompañarlos en momentos especiales, pero dejo mi corazón en casa. La clave es la organización, buena comunicación y el apoyo de mi esposo que me han permitido lograr un equilibrio”.

Gabriela Cadena, junto a su esposo e hijos
El apoyo de su esposo Jofree Cadena ha sido fundamental en la crianza de sus hijos.Karina Defas

Cara a cara

¿Alguna vez le salió algún plato pésimo para alguien especial?

Sí, no lo puedo negar. Por eso considero que para clientes excepcionales, a veces, la oferta debe ser más sencilla y la técnica no muy elaborada.

¿Temática en su cocina?

Totalmente. La cocina debe tener una limpieza al nivel de un quirófano, la organización y los detalles son imprescindibles.

¿Qué es lo que más le gusta cocinar?

Amo la cocina ecuatoriana, me encanta sorprender a propios y extraños.

¿Qué anécdota podría compartir?

Cuando nos visitó una princesa tuvimos que formar una calle de honor que yo encabezaba. Uno de los guardaespaldas hizo una seña y yo asumí que me pedía chocar la mano, ¡no me di cuenta que esa era la venia para recibirla! Me sonrojé tanto que parecía un camarón cocido.

¿Metas?

Chef corporativo.

¿Anhelos?

Que mis hijos sean felices y exitosos.

 ¿Es una mujer feliz y realizada?

Sí, soy feliz en casa y me siento plena, profesionalmente he tenido hermosos momentos.

¿Qué le falta en la vida? En cierto momento pediría tiempo, pero la vida me ha dado cosas únicas en el momento preciso.

¿El camino ha valido la pena?

Sí. Ha enriquecido mi vida y me ha forjado como persona.

  • Personal

- La trayectoria de esta reconocida chef involucra la docencia universitaria y su tránsito por cadenas hoteleras (Hilton, Radisson (como sous chef), Howard Johnson (director de cocina) y actualmente en el Wyndham Quito Airport, como la chef ejecutivo. “El reto ha sido grande pero muy enriquecedor, durante 5 años hemos sido reconocidos como el mejor hotel de aeropuerto de Sudamérica. Es un hotel de alto tránsito, lo que no te permite dejar de crear experiencias y sorprender positivamente a huéspedes y clientes; tenemos una identidad gastronómica bien reconocida, por lo que el trabajo es constante”.

- Tiene estudios superiores en la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE) y certificaciones de Alta Cocina en el Instituto Paul Bocuse - Lyon (Francia).

Gabriela Cadena, chef ejecutiva Hotel Wydham
La mayor aspiración de Gabriela es convertirse en chef corporativo.Karina Defas