Política

Rosalía Arteaga: "Volver a enamorase siempre es posible"

A la expresidenta de la República la seduce el chocolate caliente, le fascina el cuy y es fan de Julio Jaramillo.

ROSALIA ARTEAGA (30914112)
Rosalía Arteaga luego de ser peinada y maquillada por Augusto Viracucha (IG:@ ateliervisagismo).Karina Defás

Quien fuera la primera mujer en llegar a la presidencia de Ecuador, se retiró de la política para dedicarse a otras áreas. Así, ha sobresalido en las últimas décadas como escritora, educadora, activista social y comunicadora. Nacida en Cuenca y radicada en Quito, EXPRESIONES compartió una tarde con Rosalía Arteaga para que responda a El Cuestionario.

Como fan de Julio Jaramillo, ¿a quién le daría cinco centavitos de felicidad?

(Risas) A la familia, pero más que cinco, porque la felicidad se dice que no es eterna, sino de momentos y Julio Jaramillo para mí es un ícono y hay una historia. Cuando yo era subsecretaria de Cultura, le pedí a Sixto Durán-Ballén que firmara el acuerdo declarando el 1 de octubre como el Día Nacional del Pasillo.

¿Cuánto queda de aquella ‘guagua’, como la conoció Ecuador gracias a Sixto Durán-Ballén?

Creo que mucho. El corazón, el espíritu, las ganas de hacer cosas, de tener la oportunidad de conocer, aprender leer y viajar.

¿Qué se siente haber sido pionera en muchas cosas, la primera mujer en ocupar el Ministerio de Educación, la vicepresidencia y presidencia de la República?

Una enorme responsabilidad porque al ser mujer, los ojos están más puestos sobre uno. Y sí, fui la primera en varios espacios.

Y la justicia llegó finalmente. Su retrato fue incluido en el Salón de los Presidentes...

Un poco tardía y no completa pero llegó. Lo que siempre a mí me alentó fue el reconocimiento ciudadano y mucho antes de que colocaran mi retrato. En la calle me decían ‘presidenta’. He palpado lo que es ser querida y es algo maravilloso. Me siento bendecida por Dios y por la vida.

A usted le fascina la vida en los aeropuertos. Le hubiese gustado protagonizar Amor sin escalas, con George Clooney?

(Risas) A lo mejor, sin escalas... aunque también las disfruto, me ha tocado y por varias horas. Tengo taxistas en algunos lugares por si eso ocurre. Viajo muchísimo, hace poco estuve en un foro económico en Mozambique.

¿Cómo hace para, simultáneamente, estar a cargo de una fundación, escribir, viajar, manejar una productora y ser presentadora de radio y televisión?

Bueno, delego funciones y creo que cuando alguien hace distintas cosas, no se cansa.

ROSALIA ARTEAGA (30914106)
Rosalía es una lectora consumada, además de escritora. Cuenta con quince publicaciones propias.Karina Defás
"A mis 63 años no me siento retirada ni jubilada"

¿Qué piensa de los ribetes que ha alcanzado el feminismo en los últimos años?

No estoy de acuerdo con los excesos ni con las exageraciones. Pienso que estos desvirtúan la lucha de muchas mujeres que han perseguido que se cumplan sus derechos. Inclusive cuando rompen con el tema de lo estético, me molesta.

¿Es verdad que no le gustan las películas de superhéroes como Batman?

No me gustan las actuales porque hay una desmitificación. Ya no se sabe quién es el villano ni quién el superhéroe.

¿Un nombre para la novela de su vida?

Tendría que ser algo como Siempre en movimiento o Una vida de vértigo.

Si un cuy hablara al verla, ¿cuál sería la primera frase?

¿Ya estás lista para comerme? (risas).. bueno, también me gustan los camarones.

¿La última vez que comió guatita?

Hace unos cuantos meses, pero me fascina la bandera que, además de guatita, combina con otros platos.

¿Una lección aprendida?

A no confiar tanto.

¿Decepcionada de la política?

No. Fue una etapa de la vida de la que no me arrepiento, la hice con honestidad.

¿Abierta al amor?

Sí, y de todo tipo. El corazón es algo maravilloso y el amor también. Volver a enamorarse siempre es posible.

¿Cómo tiene que ser el hombre que la conquiste ahora?

Alegre, con buen sentido del humor, que no se enoje si digo alguna cosa y que sea tolerante con mi agenda, porque a mis 63 años no me siento ni jubilada ni retirada. Que aprenda a respetar los espacios como yo lo hago y que le guste viajar. Alguien sedentario ya sería motivo de conflicto.

¿Que nadie le baje el acelerador entonces?

En algún momento tendré que aplastar el freno, el ‘slowed down’ que dicen los gringos, pero por ahora me siento con todas las capacidades y fortalezas.

¿En el libro, La presidenta, el secuestro de una protesta, que está reescribiendo, nombra a Abdalá Bucaram?

Sí, pero no es el personaje fundamental, no hablo de la campaña siquiera, sino de lo que ocurrió del 1 al 12 de febrero de 1997 y eso lo voy a mantener.

Si se topara con él, ¿le diría algo?

No, y no quiero. Una vez lo vi de lejos en Panamá en la posesión de Mireya Moscoso, la primera mujer presidenta de ese país y por supuesto, no nos saludamos.

¿Rosalía Arteaga, una triunfadora?

Más que triunfadora, una mujer realizada.

ROSALIA ARTEAGA  (30914117)
Captada por el lente de EXPRESIONES en el jardín de la fundación que dirige. Karina Defas

DEBE SABER QUE...

*Duerme cinco horas.

*Tiene quince libros de su autoría. Actualmente escribe uno acerca de las peluquerías.

*Su libro Jerónimo (en homenaje a su hijo fallecido) ha sido traducido al inglés.

*No dice malas palabras.

*Maneja poco.

*Es gran coleccionista de estampillas, máscaras, azulejos y platos.

*Está por crear un ecomuseo biblioteca en Quito.

*Vivió tres años en Brasil (obtuvo una maestría en Antropología).

*El chocolate caliente la seduce.

*Prefiere la comida de su casa, no come en restaurantes. Es dulcera.

*Le encantan los perfumes orientales.

*Viste con ropa étnica de diversos países. Una de sus prendas favoritas es la macana cuencana.

*Tiene tres hijos y siete nietos.

*A su hija Manuela la bautizó con ese nombre por Manuela Sáenz.

*Es buena jugadora de 40.

*Una frase de Rosalía Arteaga: “De cada golpe de la vida, algo positivo ha quedado”.