Actualidad

Hijos emprendedores un reto para los padres modernos

Para los padres que buscan criarlos de la mejor manera, una opción para tomar en cuenta este 2017 es guiarlos para que sean adultos emprendedores, dueños de su propio negocio y no tengan que trabajar para otros.

Hijos emprendedores un reto para los padres modernos

Los hijos no vienen con instrucciones. Para los padres que buscan criarlos de la mejor manera, una opción para tomar en cuenta este 2017 es guiarlos para que sean adultos emprendedores, dueños de su propio negocio y no tengan que trabajar para otros.

No tiene nada de malo buscar empleo, pero hay que ampliar el abanico de oportunidades porque las fuentes de trabajo están escasas para quienes se gradúan del colegio y la universidad.

Además, tomando en cuenta de que Ecuador ocupa el segundo lugar del ranking en educación empresarial en la etapa posescolar, con el cual el Monitor Global de Emprendimiento mide a 62 países, criar hijos emprendedores es una alternativa con futuro en nuestro medio.

Marcelo Berenstein, de emprendedoresnews, dice que un niño que crece en un hogar donde los padres sobresalen por su carácter emprendedor, tiene más oportunidades de ser un espíritu que ame la independencia en todos sus órdenes, incluyendo el profesional y económico.

Uno de los consejos, que dan empresarios expertos y que publica el Wall Street Journal, es que los padres deben enseñarles a sus hijos a reconocer que su mundo está lleno de oportunidades de negocio.

“Es supremamente importante criar hijos con espíritu emprendedor, pero ese más bien es el resultado. Antes, tenemos que trabajar con el ser humano para que él pueda desarrollar ese espíritu. El pilar fundamental de eso es una excelente autoestima”, dice a este Diario Jenny Alvarado, presidenta del Colegio de Psicólogos Educativos del Guayas.

Víctor Cárdenas, licenciado en Filosofía y Psicología y director general del Centro Pedagógico Kentenich, plantea a EXPRESO la interrogante ¿qué se entiende por tener éxito como seres humanos? Y responde: “toda aquella persona que tiene capacidad para poder desarrollar sus habilidades. En el emprendimiento es básico poder explotar las habilidades personales y profesionales. Si en la familia ayudamos a que nuestros hijos optimicen sus habilidades, estamos ayudando a potenciar todo lo que les podrá ayudar como profesionales”.

Al ser consultada acerca de a partir de qué edad los padres pueden empezar a trabajar en la autoestima de sus hijos, Alvarado contesta que hay que hacerlo desde que el niño nace.

“La inyección de cariño, de cuidado, de proveerle calor, afecto, compañía, hace sentirse al niño seguro y comienza a manejar mejores parámetros de autoestima. Si el papá le dice: ‘mijito, ¡qué bonito que eres!’, ‘¡qué inteligente que eres!’, ‘todo lo aprendes rápido’, ‘eres muy creativo’, ‘¡siempre tienes buenas ideas! Todos esos diálogos motivadores hacen que el niño eleve su autoestima y tenga ideas creativas e innovadoras”, explica Alvarado.

Añade que los papás deben hacer que el niño no sea conformista, porque ningún emprendedor lo es.

La licenciada en Educación de Párvulos, María Fernanda Jarrín, hace hincapié a EXPRESO en que los progenitores deben enseñar con el ejemplo. “Este servirá para que los hijos puedan en un futuro salir adelante, trabajar y emprender todo lo que deseen solos porque los padres no somos eternos”.

Concluye que formar niños emprendedores es uno de los parámetros de los padres de hoy en día, que deriva de la difícil situación económica del país.

La inteligencia emocional alienta al emprendedor

“La inteligencia emocional es la capacidad para identificar nuestras propias emociones, sentirlas, regularlas y expresarlas, así como poder reconocer las de los demás”, define la psicóloga Julia Vidal y publica www.efesalud.com.

Educar en el manejo de las emociones desde niños, pero también en los adultos, supone conseguir “regulación emocional, mejorar la autoestima, desarrollar el potencial de cada uno, mejorar las relaciones y gestionar mejor los conflictos”, explica la directora del Centro de Psicología Área Humana de Madrid. Allí se imparten cursos de inteligencia emocional para niños desde los 5 años y adolescentes.

Los papás millennials con espíritu emprendedor

El licenciado en Filosofía y Psicología, Víctor Cárdenas, quien es máster en Logoterapia y Análisis Existencial y director general del Centro Pedagógico Kentenich, indica a EXPRESO que son los padres de la tendencia actual los que quieren criar hijos emprendedores, para que en un futuro se conviertan en dueños de sus propios negocios.

“Tenemos que marcar a los padres de este tipo como padres millennials (nacidos entre los años 1985 y 2000), siempre ávidos por el tema tecnológico, la innovación, por explotar las oportunidades en lo posible. Con esas mismas características van a educar a sus hijos”, dice Cárdenas.

Agrega que deben considerar que lo tecnológico, la innovación y las oportunidades, a veces, traicionan un poco los afectos y sentimientos, lo que puede hacer fracasar un proyecto o un emprendimiento. “Por eso, los padres que educan en esas habilidades tienen que también educar en los sentimientos y afectos para que sus hijos sean exitosos”, acota Cárdenas.

Jenny Alvarado, presidenta del Colegio de Psicólogos Educativos del Guayas, señala que el padre emprendedor que cría hijos emprendedores no necesariamente es un millennial. “Lo que importa es que tenga la visión de que su hijo no va a salir a tocar las puertas para conseguir empleo”.