Enfermo Revise sus dientes

  Actualidad

Enfermo Revise sus dientes

Las piezas dentales son vías de varias enfermedades que tienen repercusión en todo el cuerpo. La sanidad puede venir de un oportuno tratamiento dental.

Si se siente mal, antes de acudir al médico hágase un chequeo dental, porque allí podría estar su problema de salud.

María por tres años no podía ser abrazada, pues ese gesto le generaba intenso dolor en todo su cuerpo. Sus manos no podían ni abrir una botella de agua. El médico general la derivó al reumatólogo creyendo que era un caso de fibromialgia, su diagnóstico estaba errado, se trataba de una severa infección dental que la tumbaba en la cama. La extracción de varios dientes hizo que el absceso y síntomas desaparecieran.

Lidia por seis meses tuvo complicaciones gástricas, no toleraba ciertas comidas. Recurrió inicialmente a la medicina tradicional, le hicieron endoscopias y no hallaban la causa, por lo que acudió a un especialista en medicina natural y este le recomendó ir al odontólogo porque allí podría estar el origen. Su cavidad bucal fue revisada y con una radiografía detectaron varias piezas con procesos infecciosos, debido a una mala ejecución de un tratamiento de conducto. La experta dental usó los meridianos energéticos de la medicina alternativa y acupuntura, trató los focos infecciosos con medicación. En 10 días mejoró notablemente.

Es que los dientes y muelas están conectados a órganos, articulaciones, vértebras, sistemas linfático, circulatorio, digestivo, en fin a todo el funcionamiento del cuerpo, y si se presentara alguna mala condición dental, esta puede afectar a ciertas áreas, explica la doctora Edith Núñez, experta en Odontología Neurofocal (terapia que considera al hombre como una unidad indivisible: órganos, sistemas y psiquis vinculados por meridianos de energía que atraviesan al individuo). Sí, los dientes son moduladores energéticos, y aplicando tratamientos odontológicos se pueden resolver problemas de salud.

Por lo general si a usted le duele la muela le afecta el oído o la amígdala, porque están cerca, pero sabía que podían darse repercusiones a distancia, es decir presentarse problemas en zonas lejanas a sus dientes.

El meridiano energético

En el cuerpo hay canales energéticos que abarcan todo el organismo y viajan dando información. Si se presenta una afectación dental esos canales pueden ser bloqueados y aparecer patologías.

Por ejemplo, si tiene una muela cordal incluida (que no ha salido hacia la boca), ubicada en la parte superior derecha, esta puede afectar al oído interno, hombro, codo, dedos de los pies, segmentos de la médula espinal, varias vértebras, al duodeno, la psiquis, entre otros. “Con la localización de dientes puedo saber cuál es el problema”, dice la doctora Núñez.

Su colega Mónica del Carmen Mendoza afirma que algunos casos de fertilidad pueden ser interrumpidos por asuntos dentales. Y lo que más atiende son afecciones a nivel de diente y del tejido de soporte (lo que sostiene a la pieza), ambas se producen a cualquier edad.

La parte energética (bloqueos en el meridiano) y lo fisiológico (presencia de bacterias) son las principales causas de enfermedades, pero las manifestaciones en los pacientes son diferentes, no se puede generalizar. Además, la estructura dental es tan particular que no se puede establecer como una regla, por eso acuda con un experto en salud dental para el respectivo tratamiento que va desde saneamiento, medicación hasta extracciones.

“Un milímetro cuadrado en la boca alberga 300.000 colonias de bacterias y un 10 % son patógenas, eso es en alguien que tiene dientes sanos, pero hay casos en los que el porcentaje puede superar el 50 % y haber caries o tártaro (sarro). En personas que han sufrido un infarto se han encontrado microorganismos de la boca en el miocardio, porque cuando hay sangrado ellas circulan o viajan ya que no hay cantidad de glóbulos blancos para ‘atacarlas’ y por eso se da el infarto.

La literatura indica que un 25 % de la gente joven debido a problemas periodontales serios puede tener complicaciones en el pulmón, riñón e incluso partos prematuros”, precisa Núñez.

Principales afecciones

- Caries no tratadas e inflamación del nervio.

- Tratamiento de conducto mal ejecutado.

- Piezas en incorrecta posición. Si las muelas cordales no ‘erupcionan’ inflaman la encía formando una pericoronaritis.

- Las cordales incluidas crean bloqueo en toda la zona aledaña y a distancia, en el meridiano del corazón e intestino grueso, sistema nervioso, etc.

- Las amalgamas afectan por el material tóxico: el mercurio.

- Piezas supernumerarias, adicionales a los dientes.

- Problemas periodontales: La gingivitis (inflamación de la encía) y la periodontitis (inflamación del tejido del soporte del diente), afecciones acompañadas de bacterias que por lo general producen la pérdida de hueso. Puede darse por restauraciones defectuosas como coronas mal hechas, la presentación de cálculos, etc.

Trabajo multidisciplinario

Mendoza asegura que lastimosamente no se le da la importancia a la salud dental, y esto sucede no solo en los pacientes, también en la parte médica. Si trabajáramos conjuntamente con otros profesionales muchas patologías se reducirían. “Se trata en términos generales y no se revisa la boca, cuando esta área es fundamental porque es el portal para enfermedades, no se debe laborar aisladamente”.

Núñez coincide y dice que esto debe ser enseñado en las universidades, ver al ser humano de manera integral. “Hoy la medicina alternativa lo hace; es más, últimamente nos están mandando a pacientes que se van a someter a una cirugía de corazón para que les practiquemos una limpieza y no tenga caries, pero debería recomendarse en todas las intervenciones quirúrgicas, pues si existe un problema periodontal hay bacterias diseminadas en todo el organismo y la recuperación será más difícil. Años atrás, durante un taller de terapia neural, un galeno expresó que el 70 % de las complicaciones se resolverían si los médicos revisaran la boca”, finaliza Núñez.

Tenga en cuenta

- Hágase una valoración clínica y radiografía panorámica para detectar afecciones.

- Visite al dentista dos veces al año mínimo si es adulto; si es niño desde los dos años debe atenderse con el odontopediatra.

- Si le sangran las encías, le duelen los dientes o se presentan síntomas repetitivos, vaya al odontólogo.

- El cepillado e hilo son importantes. Este último úselo una vez al día.

- Evite alimentos cariogénicos, derivados de harina con azúcar (pasteles, galletas) estos causan más caries que los caramelos, pues se adhieren a las paredes de la boca con facilidad y pueden generar placa bacteriana patógena. Ingiera frutas, son menos cariogénicas y las fibrosas como la manzana y pera hacen una ‘limpieza natural’ en los dientes, mejoran el ph de la saliva que hace que las bacterias se inhiban y no proliferen.

- No se enjuague diariamente con antisépticos y menos los que tienen alcohol porque destruyen la placa bacteriana buena. El profesional le dirá el tipo que debe usar, cuándo y cuánto tiempo emplearlo.