Editoriales

Municipios y reactivación económica

El aprovechar a buen precio los insumos que ahora no compran los restaurantes que han dejado de funcionar, abre buenas posibilidades también a los bancos de alimentos.

Sin dejar de coordinar con el nivel nacional, la pandemia que amenaza con un indeseable rebrote ha obligado a las autoridades cantonales del Ecuador a la asunción de competencias que no están entre las propias de lo municipal. Así, es visible el rol cumplido por los cabildos en esfuerzos orientados a controlar el coronavirus.

Ahora que como consecuencia de la pandemia se ha incrementado la magnitud de la crisis económica, es importante la colaboración de todos los sectores en ánimo de superar el adormecimiento de la economía. La reactivación imprescindible para no seguir perdiendo empresas y consecuentemente empleos, requiere acciones a nivel local destinadas a remediar situaciones tan concretas como la de fundar, con apoyo comunitario, comedores donde familias pobres puedan tener al menos una comida diaria. Al respecto hay experiencias sumamente valiosas en ámbito internacional. El aprovechar a buen precio los insumos que ahora no compran los restaurantes que han dejado de funcionar, abre buenas posibilidades también a los bancos de alimentos. Por el estilo, una revaluación de los horarios restrictivos no pone en riesgo la salud si se insiste en campañas para que la población haga rutina de las normas sugeridas para su protección.