Editoriales

Es hora de producir

"Si el Estado no ha conseguido cumplir con sus obligaciones primarias -como salud y educación- es claro que poco o nada podrá hacer por un sector privado cansado de exigir reformas para aliviar su situación"

La crisis económica por la que atraviesa el Ecuador dejó de ser un secreto hace muchos años. Se la percibe en cada sector de la industria que no encuentra formas de recuperar lo perdido antes y después de la pandemia. Sobre esto hay muchos diagnósticos, pero pocas propuestas creativas de reactivación. Si el Estado no ha conseguido cumplir con sus obligaciones primarias con los gobiernos seccionales, salud, educación, entre otros rubros, es claro que poco o nada podrá hacer por un sector privado que se ha cansado de exigir reformas tributarias y laborales para aliviar su situación. Por ello es urgente que tanto las cámaras como los distintos gremios de la producción planteen salidas viables que integren a pequeños, medianos y grandes empresarios para comenzar a generar riqueza. Se puede comenzar con cursos de capacitación en nuevas tecnologías o reuniones de trabajo en las que se analice la situación del mercado y las oportunidades de negocio que tienen los emprendedores en un mundo cada vez más competitivo. Es hora de erradicar la cultura de la improvisación, que solo ha diluido importantes iniciativas comerciales, y de promover la integración para innovar; pero sin un eje programático no será posible.