La hora de los municipios

  Columnas

La hora de los municipios

"Lo que ahora importa es la salud y la vida de los ecuatorianos"

En la página web del Ministerio de Salud Pública se indica que el gobierno del Ecuador tiene dieciocho millones de vacunas ya negociadas para el año 2021, con lo cual se cumpliría con el objetivo de vacunar al 60 % de la población en este año. Se hace conocer también que la fase cero de la vacunación culminaría la cuarta semana de abril con la llegada de las últimas 39.700 dosis que permitirían inmunizar al personal de salud. Esto, al menos, es lo que dice públicamente la página. Lo que no se encuentra es el plan de vacunación, si es que existe, y peor aún el listado de las personas que hasta el momento han sido favorecidas por la gracia del ministro para recibir la inmunización. La opinión pública, la prensa y las autoridades correspondientes deben exigir que la lista se haga pública. ¿Cuántas sorpresas encontraremos? ¿Cuántos allegados al presidente y al ministro de Salud estarán ahí? Y respecto al misterioso plan, ¿por qué insistir en una sola proveedora de vacunas cuando hay otras ofertas más asequibles y baratas? ¿Qué fue a hacer el ministro en su viaje a los Estados Unidos aparte de “negociar” por Zoom cuando podía hacerlo desde su despacho?

Hace dos días se dio paso a un pedido de los municipios para que puedan importar directamente las vacunas y aplicarlas a sus ciudadanos. El mensaje ha sido claro: señor presidente y señor ministro, ya que han demostrado incapacidad para manejar la crisis ha habido necesidad de que alguien lo haga en su lugar. Si el Dr. Gustavo Noboa Bejarano será siempre recordado por la estabilidad de su gobierno, su honestidad y capacidad de tomar decisiones, ustedes serán recordados y pasarán a la historia por los miles de contagiados y muertos que su irresponsabilidad ha acarreado.

A estas alturas ya ni importan sus fantasías de trenes playeros, las 325.000 casas que iba a construir, la recuperación económica, los supuestos miles de empleos, etc., etc., etc. Lo que ahora importa es la salud y la vida de los ecuatorianos. Ojalá los municipios hagan lo que ustedes no han sabido ni querido hacer.