El Ecuador político no va a ninguna parte

  Cartas de lectores

El Ecuador político no va a ninguna parte

Esta modalidad se ejecuta en otras instituciones del Estado: CNE, Cpccs., etc

El tragicómico panorama que vivimos nos hace ser cínicos como Diógenes; buscando al hombre libre. Hemos llegado al extremo de pensar que todo es político y que todo se deba mover a través de la política sin conocer que esta es una disciplina en el estudio sobre cómo debería ser la relación entre personas y sociedad. Sócrates y no Platón, fundador de la política filosófica. La matriz, la cuna, el lugar de dónde y quiénes deben desarrollar la política, son los que menos conocen de esta disciplina filosófica que estudia, aclara los conceptos de cómo gobernar, cómo crear leyes y conservar el poder político. Hubo una ocasión que un legislador pidió en el Congreso que les den capacitación para formar leyes. Hoy está superada esa incomodidad, simplemente los asambleístas aprueban los informes de los departamentos técnicos o jurídicos. Esta modalidad se ejecuta en otras instituciones del Estado: CNE, Cpccs., etc. La primera y única condición para superar esos males es hacerse cargo con conocimiento y responsabilidad, lo que les falta a muchos que se ufanan de políticos. Ortega y Gasset nos llama a la reflexión: en el mundo solo existen dos criaturas, las que se exigen mucho y acumulan sobre sí mismo dificultades y deberes; y las que no se exigen nada especial, para ellas vivir es ser en cada instante lo que son, sin esfuerzo de perfección, boyas a la deriva.

Franklin Lituma Manzo