Cartas de lectores

Actitudes como esta espantan hasta a los mosquitos

La evacuación de esfínteres es un tema indelegable e impostergable. ¿Acorralarla por lo que hizo o por ser adulto mayor o indígena?

El 02-sep-2021 acompañé a mi sobrino a la aplicación de la segunda dosis de vacuna COVID en la UPS, sede sur, y una de las personas que también debía inocularse, mientras estaban en el aula previo a vacunarse solicitó a una de las colaboradoras del MSP “permiso” para ir al baño ya que necesitaba orinar. La funcionaria respondió: “que si salía del aula, haría la cola nuevamente porque es un nuevo gobierno”. Ante tal respuesta la peticionaria no aguantó, agarró un tacho de basura y orinó. Lo hizo con el recato del caso gracias al anaco que usaba como parte de su vestimenta. Cuando orinó, la colaboradora tomó fotos al tacho de basura con el contenido y llamó a su inmediato superior, quien vino acompañado de dos guardias de seguridad privada con la intención de sacarla del lugar por el acto realizado. Felizmente dicho señor observó que la persona era de la tercera edad y alegó: “Déjala, ya se hizo; toca limpiar el tacho. Tú no sabes si ella sufre de incontinencia, y viene por segunda dosis, o sea, no la vas a ver nunca más”. En respuesta a que no se produjo el desalojo solicitado, la funcionaria subió más la temperatura del aire acondicionado del lugar donde se encontraba la protagonista de la historia.

La evacuación de esfínteres es un tema indelegable e impostergable. ¿Acorralarla por lo que hizo o por ser adulto mayor o indígena?

Ec. Marysol del Castillo