Municipalizar el transporte urbano: ¿una opción viable?

  Guayaquil

Municipalizar el transporte urbano: ¿una opción viable?

La idea genera debate. Unos consultados creen que evitará los problemas actuales.  Otros, que el servicio será “deficiente” como el de la Metrovía

Foto de Sistema Grana (33319232)
La entrada de la 8. Desde el pasado viernes, este es el escenario en el lugar alrededor de las 17:00. Decenas de trabajadores intentando regresar a casa. Miguel Canales Leon

Desde que los buses de transporte público urbano han optado por trabajar en horario reducido hasta que sus requerimientos sean tomados en cuenta, la ciudadanía a diario vive una odisea, sobre todo cuando tiene que volver a casa. Desde el pasado viernes y hasta que baje el precio del combustible o suba el precio del pasaje, los conductores circulan hasta las 12:00. Ante tal escenario, el Municipio ha dispuesto que los expresos escolares suplan sus recorridos. ¿Pero es suficiente?

WhatsApp Image 2021-05-25 at 17.09.17

Viteri: Buses de transporte escolar suplen rutas que dejan los colectivos en la tarde

Leer más

Ante la posibilidad de que el problema se alargue o repita a futuro, surge la interrogante de saber si todo esto se evitaría si el servicio del transporte colectivo se municipalizaría. Y hay quienes piensan que sí.

El docente y experto en transporte y movilidad, Carlos Salvatierra, ya en febrero pasado cuando EXPRESO publicó un reportaje sobre las medidas que le urgen a Guayaquil para ser una ciudad vial amigable y no caótica, habló de la necesidad de que los recorridos del transporte público sean cohesivos y coherentes, que no recorran más la ciudad “como gusanitos de feria”, sino que hagan trayectos lineales cortos en las calles horizontales y verticales, y que todas las unidades estén estrechamente conectadas; pero también de la importancia de adoptar la medida.

Foto de Sistema Grana (33319211)
Transporte. Ante la falte de buses, los usuarios se movilizan en camiones, furgonetas y camionetas. Esto, obviando las normas de tránsito y el distanciamiento.Miguel Canales Leon

Necesitamos de una administración única que permita monitorear las rutas que hacen, el tipo de servicio que dan y hasta que permitan conectarse de forma intermodal con Daule, Samborondón y Durán... Esto hasta nos permitirá acabar de una vez por todas con la ya conocida “guerra del centavo” que, como han denunciado por décadas los usuarios, da cabida a las competencias no sanas entre los transportistas por ganar más pasajeros”, piensa.

Expreso escolar

El 70 % del transporte escolar está paralizado desde el 2020

Leer más

Desde el punto de vista legal no hay impedimentos para que el Municipio asuma al 100 % el transporte urbano público, señala el abogado Gilberto Pino, exdirector jurídico de la Agencia Nacional de Transporte y consultor en temas de movilidad. Agrega que todo depende de una decisión del Cabildo. Pero advierte que no es un plan que se pueda realizar en un corto tiempo, sino a largo plazo y por etapas porque se requiere de un estudio técnico y no de pensar solo en los buses, sino en todo el servicio que hay alrededor de ello, como las estaciones.

Como ciudadano no me importaría que el servicio esté en manos del Municipio o una empresa privada o mixta, lo que necesitamos es servicio. Uno de calidad, si es que quieren cobrar más. Aquí es común que el conductor de bus o taxi reclame un alza del pasaje, pero no dando nada a cambio. El servicio es pésimo.

Miguel Flores, 
​usuario

Pero, además de esto, ¿conviene municipalizar el transporte?, ¿sería beneficioso para los usuarios?, ¿lo sería para el Cabildo? Para Pino, en ambos casos, sí, porque implicaría más ingresos para el Municipio por tener la administración del 100 % del transporte urbano público, lo que daría cabida a que se mejore el servicio de forma integral, beneficioso en cambio para el ciudadano. “La institución lo puede hacer bien, tal como maneja hoy el tema de salud con eficiencia”, indica Pino. Todo depende de la planificación que lleven, en cuanto a rutas, tarifas, unidades. Todo

Foto de Sistema Granas(33319105)
Hasta en camiones, los usuarios se han movilizado en distintos puntos de la ciudad para llegar a sus destinos, pasadas las 12:00.Miguel Canales Leon
FetugEn Guayaquil hay 104 rutas atendidas por 2.700 buses. Se estima que un 70 % de ciudadanos optan por el servicio de transporte público urbano.

No obstante esta idea de que el transporte público esté en manos de un solo ente, como lo han propuesto ya hace algunos años también en Quito ( y por las mismas razones), no convence a todos. Para el planificador urbano Johnny Cóndor, si bien la idea no es mala y podría dar resultados, para generar un cambio real y evitar futuros conflictos, la mirada debe centrarse a hacer cumplir los pactos o normas con las compañías que tiene a su cargo este servicio.

Guillermo Leones

Colectivos sociales piden audiencia con Viteri para soluciones el problema con los buses

Leer más

No importa si son públicas o privadas, advierte, sino que sean responsables con el servicio que ofrecen. “En Guayaquil, las autoridades no controlan, un claro ejemplo de ello es lo que pasa con la Metrovía. A esta la rige el Cabildo y el servicio que presta es malo. ¿Si se municipalizan los buses será diferente? No lo sé. Lo que sí sé es que habrá un cambio, haya criterio y un servicio responsable”, argumenta Cóndor; quien como solución inmediata a lo que pasa en el Puerto Principal, plantea que el Municipio dé luz verde al pedido de subir $ 0,10 al costo del pasaje.

“Es verdad que están gastando más porque todo ha subido, desde el combustible, hasta las llantas y el costo del mecánico, eso no es mentira. Subir $ 0,10 tiene lógica. Pero más la tiene que la alcaldesa Cynthia Viteri hable de lo que está pasando. No entiendo por qué no se pronuncia. Ella debe buscar ya el diálogo con el Gobierno, y es que esta problemática también la percibe Quito. Con el tiempo serán más ciudades”, sentencia.

Lo que está pasando en la ciudad con el transporte público debe ser dialogado ya entre la alcaldesa Cynthia Viteri y el presidente Guillermo Lasso. Esto debe hablarse con los líderes de las ciudades que están viviendo algo similar. Urge tomar en cuenta este tema, los usuarios están afectados y los transportistas también. 

Johnny Cóndor, 
​planificador urbano

Una opinión similar mantiene el especialista en tránsito y transporte Adrián Riofrío, quien se inclina por un servicio mixto. “Las políticas públicas no deben perjudicar a un grupo de ciudadanos, en este caso a los dueños de los buses urbanos que por años han servido al cantón. La opción es realizar una alianza público-privada y cambiar los buses de combustibles a los de electricidad”, dice Riofrío.

Hasta que se puedan analizar estas opciones, hay que resolver el problema en la marcha y tanto para los especialistas Pino y Riofrío eso se va a conseguir solo con una mesa ampliada donde participen la Federación Transporte, los ministerios de Transporte y de Hidrocarburo, el Municipio de Guayaquil, la Agencia de Tránsito y Movilidad de Guayaquil, y sobre todo la comunidad.

3886f8c0-42d5-44b0-83a1-574d5f98791f
Las filas se tornan extensas en la ciudad para conseguir también un taxi. Hay quienes optan por compartir la ruta y los gastos para ahorrar.Miguel Canales Leon

La situación en otros países

  • Montevideo. El Sistema de Transporte Metropolitano integra a todo el transporte público en un sistema común. El sistema tiene 1.528 ómnibus, con 140 líneas y que tiene 4.721 paradas. Usa una tarjeta que también la pueden usar vendedores y artistas para actividades comerciales, que pertenecen a gremios y están identificados.
  • São Paulo. El sistema de transporte público de la ciudad está constituido por ómnibus, de responsabilidad del Gobierno Municipal y es complementado por el Metro, los trenes, Compañía Paulista de Trenes Urbanos y por el sistema de ómnibus intermunicipal, Empresa Metropolitana de Transportes Urbanos.
  • Bogotá. En 2006 el gobierno metropolitano adoptó el Plan Maestro de Movilidad de Bogotá, en el que se contempló la creación del Sistema Integrado de Transporte Público, implicó fusionar las rutas de transporte público convencional con la red del TransMilenio. El pago es electrónico, con tarjeta.