Yachay, sin luz desde 2015

  Actualidad

Yachay, sin luz desde 2015

Una red eléctrica entre Ibarra y Urcuquí se prometió, pero sigue inconclusa. La obra no tuvo estudios ni permisos de construcción

Luz de yachay
Luz. El proyecto para instalar redes eléctricas comenzó en 2015, pero hasta hoy sigue inconcluso. El exgerente culpa al gobierno de Lenín Moreno.Cortesía

La mala gestión de Yachay sigue saliendo a la luz. El pasado 17 de marzo, la Contraloría aprobó el examen DNA2-0014-2022 a los proyectos inconclusos del Programa de Infraestructura de la Ciudad del Conocimiento Yachay.

Una de las obras que lleva siete años sin terminar es la red eléctrica. El proyecto, calificado como emblemático por el expresidente Rafael Correa, consistía en llenar de luminarias los 33 kilómetros entre Ibarra y la ciudad del Conocimiento Yachay, en Urcuquí. Todas las redes serían subterráneas, a través de soterramiento.

Hoy se sabe que la ejecución de la obra estuvo llena de problemas. Su costo fue de $ 48,5 millones, de los cuales el 85 % fue financiado por el Eximbank de China. Es decir, fue pagada con las preventas petroleras, cuyas condiciones e intereses son lesivos para el Estado.

yachay

Yachay: el informe que nadie desmintió

Leer más

La obra fue entregada en 2015, a dedo, a la compañía China National Electronics Import & Export Corporation (CEIEC). Debía estar lista en enero de 2018, pero hasta el momento sigue inconclusa.

  • Primera glosa. En 2018, la Contraloría ya glosó a funcionarios de Yachay con $ 31 millones, entre estos a Héctor Rodríguez, gerente en 2015.

  • Fallas. Recién en 2020, Yachay legalizó unas tierras en San José a nombre de Siembra. Debía hacerlo en 2015, al inicio de la contratación.

  • Penal. El 7 de marzo, la Contraloría envió una denuncia a la Fiscalía por la gestión de Yachay.

La razón, según la Contraloría, es que no hubo un estudio de conveniencia ni viabilidad técnica ni económica.

La dirección de Diseño de Yachay no envió los planos al Municipio de Urcuquí, lo que provocó que no existan permisos para la construcción. “Al tratarse de un proyecto que involucra un componente eléctrico de alta y media tensión, no existe constancia de la revisión y aprobación de los estudios de la Empresa Eléctrica del Norte”, señala la auditoría.

En 2017 se suspendieron los trabajos por 290 días por la falta de permisos. Se retomaron en 2018, pero meses después se volvió a paralizar porque todavía no contaba con las autorizaciones, además, los trabajos afectaban unos restos arqueológicos. El comisario de Construcciones de Urcuquí dijo que el trazado vial, en donde se quería instalar los puntos de luz, no podían ser aprobados porque pasaba por un área de protección patrimonial.

Este Diario se trató de comunicar con la compañía china CEIEC, pero no hubo resultado. A la Contraloría indicó que estos trámites estaban en manos de la Gerencia de Yachay.

Para los auditores, los responsables fueron los gerentes de Yachay desde 2015 a 2020. Entre estos, Héctor Rodríguez, quien acusa a la Contraloría de mentir y fraguar un informe.

“Tenía todos los informes, sino no se habría podido contratar. Contamos con los estudios de ingeniería definitiva y previo a contratar se pasó al Directorio de Yachay, que calificó la propuesta”. Ese directorio estaba integrado por delegados de Senplades, la Empresa Coordinadora de Empresas Públicas y el Ministerio de Obras.

E_vMmtlWEAYpeP0

Yachay dio $ 414.000 en viáticos para viajes

Leer más

“En 2017 ya pasamos la auditoría de este proyecto y no hubo señalamientos”. Dice que si la obra no se finalizó fue porque en 2018 se recortó el presupuesto y se dejó sin fondos.

Soterramiento

Recién en julio de 2020, un predio denominado San José fue legalizado a nombre de Siembra EP. Por allí pasaban las redes de alumbrado y de alcantarillado.

Vestigios

Cuando se hicieron las excavaciones se encontraron restos arqueológicos que fueron rescatados. Sin embargo, las áreas patrimoniales debían constar en los estudios.

Descargo

El exgerente de Yachay, Héctor Rodríguez, dice que la obra sí tenía estudios previos y diseños que fueron aprobados por el Directorio. Pero que el odio político destruyó el proyecto.