Actualidad

Rafael Correa: “No se metan con empresarios honestos”

El expresidente fue escuchado por el tribunal de casación del caso Sobornos. El lunes a las 15:00 se sabrá si los conjueces ratifican su condena

RAFAEL EN AUDIENCIA
Recurso. Ayer terminó la audiencia de casación en el caso Sobornos. Correa fue escuchado por el tribunal.Cortesía

Lo que no ocurrió ni durante el juicio ni en la apelación de la sentencia condenatoria por cohecho agravado en el caso Sobornos 2012-2016, pasó en la audiencia de casación que terminó ayer. Sorpresivamente el expresidente Rafael Correa se conectó a la audiencia de casación en los últimos minutos de la diligencia.

Es la primera vez que es escuchado por un tribunal. Atrás quedaron los reparos e inconvenientes presentados cuando la Fiscalía trataba de recibir su versión durante las investigaciones.

Tan inesperada fue su intervención que a los exteriores de la Corte Nacional de Justicia no llegaron ni 10 personas a defender su inocencia. El día anterior hubo una veintena de simpatizantes, que coincidieron con tres grupos de manifestantes que pedían cárcel para Correa, justicia para los condenados por la revuelta del 30S o exigían a la Fiscalía investigar los casos de corrupción denunciados.

El expresidente fue escuchado por alrededor de cinco minutos por el tribunal integrado por Javier de la Cadena, Milton Ávila y José Layedra, los conjueces de la Corte que integran el tribunal de casación.

salazar

La fiscal y el procurador piden al tribunal que ratifique la condena en el caso Sobornos

Leer más

“En sus manos está hacer justicia y cambiar la historia”, les dijo antes de concluir su exposición por derecho a última palabra. Fue uno de los cuatro procesados a los que escuchó el tribunal.

El exmandatario residente en Bélgica les aseguró que donde la Fiscalía ve ilegalidades, existen actuaciones completamente lícitas. No hubo sobornos. Él recibió un préstamo de 6.000 dólares de un fondo de solidaridad que se alimentaba con los aportes de los funcionarios para los casos de emergencia, como una operación, el incendio de una casa o las necesidades de una viuda.

Afirmó que él mismo aportó 7.000 dólares y cuando estuvo sobregirado recibió los recursos de ese fondo. Dinero que fue cancelado íntegramente. Para Correa no hubo anomalías, solo manipulación de archivos de la computadora de Laura Terán, asistente de su exasesora Pamela Martínez, a quien dijo no conocer, con el afán de hacerle daño.

Pero para la fiscal Diana Salazar, Correa ha reconocido la entrega de los aportes. “El propio sentenciado Rafael Correa ha indicado que eso no es delito, que le den pagando por la inauguración de una obra no es delito y que no se trata de cohecho”.

A través de una pantalla apareció el sentenciado Rafael Correa. 

Diana Salazar, fiscal general del Estado.

Para Correa en el caso existió fraude procesal. Mencionó al juez León y a una funcionaria de la Fiscalía, que intercambiaban mensajes y se burlaban. “Así tratan de quebrar la moral de la gente buena, de la gente inocente que lo único que hicimos fue trabajar por la patria”, dijo y negó conocer a Odebrecht o haberse reunido con ellos.

“No se metan con empresarios honestos, ni los conozco, en sus manos está hacer justicia y cambiar la historia”, pidió. Se quejó de que en “cada etapa del juicio la Fiscalía sacaba con música de fondo los avances para crear un ambiente de terror, de corrupción por todos lados” y que se inventaron el cuaderno de Martínez.

La resolución se anunciará el lunes a las 15:00. Del fallo solo caben aclaración y ampliación, que no incidirían en el resultado que se anuncie. Solo demora la ejecutoría de la decisión.

Para saber. 

Investigación. El año pasado la Fiscalía investigó la existencia de una estructura criminal dedicada a la captación de aportes de contratistas del Estado.

Sentencia. En abril un tribunal de la Corte Nacional de Justicia sentenció a Rafael Correa y otros a ocho años por cohecho agravado.

Ratificación. En julio otro tribunal ratificó la condena para 20 procesados por la trama de corrupción registrada en el correísmo.

La cifra. 20 personas fueron sentenciadas por integrar una estructura liderada desde Carondelet.