Actualidad

Minyen Lee y la musica coexisten

Era lunes y los primeros rayos de sol iluminaban la ciudad. En una cafetería, ubicada en las ajetreadas calles Nueve de Octubre y Malecón, nos esperaba Martha Minyen Lee Solórzano, Estrella de Octubre de Guayaquil, que hace unos días cesó en sus funcio

Minyen Lee y la música coexisten

Era lunes y los primeros rayos de sol iluminaban la ciudad. En una cafetería, ubicada en las ajetreadas calles Nueve de Octubre y Malecón, nos esperaba Martha Minyen Lee Solórzano, Estrella de Octubre de Guayaquil, que hace unos días cesó en sus funciones. Entre pequeños sorbos a su bebida, iniciamos este diálogo con la guapa ex soberana, enfocándonos en esa gran pasión que tiene por la música y su labor altruista de enseñar este arte a los niños.

Confiesa que no tiene una banda o ritmo musical favorito, pero es una artista desde la cuna. Creció en un hogar en el que frecuentemente se escuchaba música clásica, principalmente gracias a que su papá (Koon Yee) entonaba la guitarra y su mamá (Ana), el piano: “Mis padres son músicos empíricos y a su gusto”, menciona.

La escuela también fue su fuente de aprendizaje, pues se involucró en los coros de su iglesia y colegio.

Al culminar el bachillerato, a los 19 años, Minyen decidió ingresar al conservatorio para estudiar saxofón y violonchelo. Y aunque muchos consideraron que lo hizo a una edad tardía, ella se enamoró del arte de tocar el segundo instrumento musical citado, del cual llegó a especializarse con clases particulares junto a maestros de la Orquesta Sinfónica de Guayaquil. Así su vínculo con la música se fortaleció.

Ahora, a sus 25 años, se enorgullece de ser miembro activo del Coro de la Orquesta Sinfónica de Guayaquil. Recuerda que durante su recorrido tuvo la oportunidad de ser docente de música y pertenecer a la orquesta de cámara de la Academia Pepper.

Revela que estar en los escenarios ni recibir aplausos son sus objetivos básicos, sino la enseñanza. Por eso se ha capacitado en pedagogía infantil y estimulación musical temprana para niños, a través de diversos cursos. “Si se sirve a través de la música, se llega a influir de forma positiva en los demás”, explica con una amplia sonrisa.

Por un Guayaquil de arte

Los niños fueron su principal inspiración para decidir hace un año ser parte del certamen de belleza, en el que ganó la distinción de Estrella de Octubre. La oportunidad de trabajar en el Centro de Arte Integral Reina de Guayaquil también la motivó.

Durante un año se involucró en el desarrollo de su proyecto cultural ‘Musik Arte’. En él trabajó con más de 60 niños de Bastión Popular y Mucho Lote, acercándolos a actividades culturales como presenciar un concierto en vivo de una orquesta de cámara, visitas al teatro y cursos de piano, guitarra y canto. “Ese fue mi propósito y mi gran felicidad. Exponerlos a la música para que los conquiste. Porque si los pequeños no podían ir a ella, yo los llevaba”, relata emocionada.

Ahora, como una guayaquileña sin corona, resalta que se siente más empoderada y siguen en pie los planes relacionados con el arte. Asegura que seguirá capacitándose e impulsando proyectos del Centro de Arte Integral. El próximo que realizará es un taller (en octubre) con el fin de elaborar instrumentos musicales con materiales reciclados, dedicado a niños desde los seis años. “No acaba un periodo. Al contrario, continúo con más fuerza mi aporte a la ciudad en el ámbito artístico y cultural”.

“Ser Estrella de Octubre no fue un tercer lugar, significó un compromiso con la ciudad al representar la libertad y la independencia de todos los ciudadanos. La nueva Estrella debe sentirse orgullosa y asimismo trabajar arduamente por su proyecto en pro de Guayaquil”

CRÉDITOS. Fotos: Alex Lima. Producción y estilismo: Gianella Muñoz. Maquillaje y peinado: Ericka Borja (IG: @erickamakeupartist). Vestuario, accesorios y calzado: De Prati, C. C. Policentro.