Las buenas huellas de la responsabilidad social

  Actualidad

Las buenas huellas de la responsabilidad social

Las empresas se enfocan en reducir las huellas de carbono y por impulsar programas para ayudar a un determinado grupo vulnerable.

El programa de responsabilidad social ‘Mejores Tiendas’ los Almacenes TÍA, en el Puerto Principal, lo lleva con el apoyo del Centro de Emprendimiento e Innovación Municipal Guayaquil Emprende.

Las empresas se enfocan en reducir las huellas de carbono y por impulsar programas para ayudar a un determinado grupo vulnerable. De esta manera las compañías van marcando con más énfasis las buenas huellas de la responsabilidad social.

Un ejemplo es Tiendas Industriales Asociadas (TÍA).

El programa de responsabilidad social ‘Mejores Tiendas’ los Almacenes TÍA, en el Puerto Principal, lo lleva con el apoyo del Centro de Emprendimiento e Innovación Municipal Guayaquil Emprende.

Los asistentes refuerzan sus conocimientos y aprenden sobre finanzas, técnicas efectivas de servicio al cliente, exhibición y manejo adecuado de productos, entre otros temas enfocados a su negocio.

La iniciativa nació en el 2017 en Portoviejo con el apoyo de la Pastoral Social Cáritas, con el objetivo de empoderar a los pequeños negocios como tiendas y microempresarios, y potenciar sus habilidades comerciales. Durante el 2018 se replicó el programa en Guayaquil, llegando con tres jornadas a 96 asistentes, con 1.012 horas de capacitación.

Tras su exitosa aceptación, se ha contemplado su primera jornada en el 2019, que logró impartir 408 horas de capacitación y se proyecta realizar una nueva edición del programa en el segundo semestre de este año.

El programa busca dar las herramientas a los dueños de las tiendas, para que desarrollen el negocio. “Las tiendas de barrio se destacan por la cercanía y calidez que brindan a sus clientes, por eso quisimos desarrollar este programa, que permite a los dueños de tiendas y pequeños comercios reforzar sus conocimientos y potenciar el desarrollo de sus negocios”, indicó Leonardo Pesantes von Buchwald, director corporativo de Almacenes TÍA.

Adicional a ello TÍA apoya a la educación. Con el fin de continuar su contribución con la educación de los niños y jóvenes del Ecuador, Almacenes TÍA realizó la renovación del convenio que mantiene con el Movimiento de Educación Popular Integral y Promoción Social Fe y Alegría, para la gestión de su programa educativo Mejores Escuelas. Mediante este convenio TÍA reiteró, por sexto año consecutivo, el compromiso en mantener su apoyo en los proyectos de mejoramiento de infraestructuras de los centros educativos de Fe y Alegría, y el fortalecimiento de la gestión educativa.

Para cuidar el medio ambiente TÍA usa fundas biodegradables.

Otro ejemplo es la empresa Pronaca, que a lo largo de estos años ha gestionado su trabajo dentro de un esquema integral alineado a su propósito de alimentar bien. De esta forma, preocupados por lo que desean dejar a las futuras generaciones y conscientes de la realidad que afronta la población en temas de alimentación y que tienen relación con la desnutrición infantil y el sobrepeso, su foco se encuentra en el aporte a la Buena Alimentación de los ecuatorianos, trabajando en la producción de proteína asequible y de calidad.

Para lo cual crean un espacio en su Centro Culinario donde comparten con diferentes públicos de la empresa tips de nutrición, a la vez que preparan un plato saludable.

En cuanto a la ayuda alimentaria y donación de alimentos, son 85.926 personas beneficiadas que reciben a través de Pronaca proteína.

Las empresas están cada vez más enfocadas a hacer un trabajo de responsabilidad social, lo que está dejando buenas huellas para el país, tanto para el medio ambiente como para los grupos que son atendidos por las empresas.

Empresa reduce unas 7.000 toneladas de CO2

Pronaca trabaja en el aporte a seis de los Objetivos de Desarrollo Sostenible: Hambre Cero, Agua Limpia y Saneamiento, Trabajo Decente y Crecimiento Económico, Industria, Innovación e Infraestructura, Producción y Consumo responsable y Acción por el clima. Dicen que han logrado reducir la huella hídrica de la empresa en un 48 %.

Tras ejecutar programas de eficiencia energética han logrado reducir unas 7.000 toneladas de CO2 en la huella de carbono corporativa, según la empresa.

Además, Pronaca indica que clasifica los desechos y los almacena cumpliendo las normativas ambientales. En la gestión forestal mantiene un programa de reforestación donde al momento se han sembrado 767.786 árboles, esta cobertura vegetal absorbe anualmente alrededor de 13.221 toneladas de C02 y compensa el 11,8 % de la huella de carbono de la empresa. Con el camino trazado, la empresa ve un futuro con un Ecuador sin desnutrición y lleno de bienestar.