Vestigios arqueologicos se presentan en museo

  Actualidad

Vestigios arqueologicos se presentan en museo

La fama de la parroquia llegó por el año de 1989 cuando en los terrenos de Tomás Guambo e Ignacio Chariguamán se encontraron los primeros restos arqueológicos.

Cultural. Los comuneros esperan en el pasillo de la pinacoteca, rodeada de cascadas, lagunas y riachuelos.

El Sucre es una parroquia rica en historia y rodeada de un hermoso paisaje andino. Es zona rural del cantón Patate, provincia de Tungurahua, sus entrañas guardan los restos arqueológicos de la cultura Puruhúa y Panzaleo.

La comunidad está rodeada por cascadas, riachuelos y lagunas, tiene como frontera al Parque Nacional Llanganates.

La fama de la parroquia llegó por el año de 1989 cuando en los terrenos de Tomás Guambo e Ignacio Chariguamán se encontraron los primeros restos arqueológicos.

Para ellos eran simples vasijas, platos y osamentas que mantenían en secreto en sus casas, cuando la presencia de estos vestigios llegó a oídos de extranjeros, llegaron a comprarlos y muchos se los llevaban hasta en sacos, aseguran los habitantes.

“No conocíamos de su valor pero ahora ya está prohibido y guardamos como un tesoro lo poco de los restos que logramos rescatar”, menciona con nostalgia Graciela Tarco de 25 años y administradora del Museo donde se cuida en vitrinas al menos unas 50 piezas de diferentes tamaños y formas.

Víctor Hugo Navas quien conoce de la historia de los pueblos en Tungurahua, mencionó que estos objetos datan de unos 2 mil años y son de las culturas Panzaleo, en el caso de las figuras finas; y Puruhuá las que son gruesas.

“Los Puruhúaes habitaron en los valles, posterior al año 1.200 de la era cristiana y sus dioses eran los volcanes Chimborazo y Tungurahua. Eran guerreros que se enfrentaron contra los invasores incas y españoles. Mientras que la Cultura Panzaleo era más pacífica, construyeron sus viviendas en las laderas de las colinas.

Se presume que El Sucre por estar en una zona propia para la agricultura y con vista a los volcanes haya sido utilizado como cementerio”, manifestó Navas.