Los otros ‘regalos’ que esperan de Papá Noel

  Actualidad

Los otros ‘regalos’ que esperan de Papá Noel

Entre las peticiones de la ciudadanía figuran paz, respeto y un mejor accionar de las autoridades. Les alarma que siga azotando la ola delictiva

cartas
Acciones. Las fiestas decembrinas regresaron con fuerza este año en la ciudad, y sus protagonistas fueron las familias que se dieron tiempo para escribir cartas.MIGUEL CANALES / EXPRESO

Los regalos que adornaban la parte baja del árbol navideño por fin se abrieron. Algunos de ellos fueron pedidos, por supuesto, al clásico personaje ataviado de rojo y con amplia sonrisa: Papá Noel, que continúa siendo un ícono de la Navidad y que no solo abarrota de emoción a los más pequeños de la casa. Es por esto que EXPRESO consultó a distintos ciudadanos cuáles son los anhelos que esperan que se cumplan en el 2022, sobre todo a nivel colectivo.

Ellos escribieron sus cartas y dejaron volar su imaginación. Santa Claus, como también es conocido al barbón barrigudo, tiene un listado de ‘obsequios’ intangibles que, en su mayoría, giran en torno a que prevalezca la paz, el respeto, se elimine la pandemia de la COVID y que exista una sociedad más justa.

la puntilla2 Navidad

La Puntilla le da color a la Navidad

Leer más

Por ejemplo, Xavier Zurita, dirigente comunitario del barrio Garay, añora que las familias de su comunidad, ubicada al oeste de Guayaquil, tengan más momentos de alegría y dejen de lado cualquier malentendido que se haya suscitado. En su misiva también pidió porque predomine la salud y que los hijos compartan más tiempo con sus progenitores.

“Que haya menos pobreza y todos ser considerados con la atención que merecemos, pues la pandemia nos demostró que nadie es más que nadie, que eso nos sirva de ejemplo y que esta se termine de una vez por todas”, detalló Zurita, quien lideró actividades durante esta semana como la tradicional elección de la Princesita de Navidad.

Pido que la gente sea más humana; que se cuide el bienestar de los animales, que adopten un árbol, para que sus frutos los alimenten. Que la cultura entre vecinos sea algo cotidiano y ver calles limpias y parques floridos

Gen Navarrete, líder barrial de la ciudadela Simón Bolívar

Un comentario similar dio el policía Darwin Verdezoto, quien subraya que el coronavirus ha dejado muchas enseñanzas, pero que, a su juicio, hay personas “necias y no aprenden”. “Aparte de eso quiero que mejore el tema de la seguridad; primordial en la actualidad, pero para eso necesitamos estar unidos y remar en el mismo sentido”, expresa Verdezoto, quien, al despojarse del uniforme, se desempeña como cantante y compositor musical.

Y es que el tema de la seguridad es uno de los que impera en las cartas de los participantes. Su deseo es que la ola delincuencial, que azotó con fuerza a muchas ciudades del país durante este año, sea frenada con nuevas estrategias y no con los cansados anuncios de operativos o mesas de trabajos que dejan endebles resultados. Quieren paz. Volver a caminar por las áreas recreativas sin el temor a ser asaltados o salir de un establecimiento sin el pánico de mirar a todos lados.

PAPA NOEL
Dinamismo. Niños y familias enteras se fotografiaron con Papá Noel.MIGUEL CANALES / EXPRESO

“Mi pedido mayor es ese: una Guayaquil segura, que los planes e intervenciones por fin bajen los delitos. Que Papá Noel les dé entendimiento para mejorar esos planes”, escribió Fátima Arellano, una ingeniera comercial que fue víctima de dos asaltos durante este año.

La carta de Karla Maldonado, moradora de la ciudadela Samanes, al norte del Puerto Principal, fue de pocas letras, pues considera que lo principal es que la colectividad tenga más empatía. “Es lo que nos falta en las comunidades, en los barrios, que haya esa solidaridad, comprensión entre todos para un mejor vivir. Anhelo que se fortalezca no solo aquí, sino también en las ciudadelas aledañas”, subrayó.

Pido, si se puede conceder tal gracia, porque aprendamos a tener paz. Paz para despertarnos cada día y no malograr con nuestros miedos o frustraciones el afecto de quienes están en nuestro hogar

Andrea Crespo, escritora

En tanto que para la escritora guayaquileña Andrea Crespo Granda, agnóstica, pidió, si se puede conceder tal gracia, que la ciudadanía aprenda a tener paz. “Paz para aprender a pedir, con dulzura, lo que necesitamos en lugar de considerar que la vida y las personas nos deben algo. Paz, para entender que hay otro que es distinto, radicalmente distinto y que esa diferencia no puede disolverse; sino que constituye la riqueza, el don más grande que poseemos: ser distintos y a la vez, estar unidos, convivir en este país”.

Le pediría que tengamos un poco más de amor, respeto y que no exista tanta maldad hacia el prójimo. Que haya unión y que como sociedad nos ayudemos a cambiar. Que mejore la crisis económica y la situación en las cárceles

Sugey Pacheco, enfermera

Agregó que la paz no trae mansedumbre, sino la tarea de hacer responsables y, en lugar de ser un tirano o tirana en el hogar, decidir, trabajar y construir más que un reino, una comunidad.

Riocentro  El Dorado

Los centros comerciales se visten de Navidad

Leer más

“Mi agnóstico deseo de paz es una oración laica para que aprendamos a crecer, a luchar, a proponer y construir un país y dejemos de tratarnos como en una sucursal del infierno”, continuó la también catedrática.

No solo hay que pensar en el metro cuadrado en el que uno vive, sino en el bien común. Me preocupa la juventud de los barrios con alto índice de criminalidad; espero que se mejore la educación, con docentes comprometidos

Lili Carbonell, arquitecta y residente de la Alborada