Actualidad

Los laboratorios nacionales rechazan un nuevo etiquetado

Contrario a lo que sucede en otros sectores, la proximidad de un acuerdo comercial con la Unión Europea no entusiasma al sector farmacéutico; al contrario, le preocupa.

Producción. El 80 % de los medicamentos que se produce a nivel nacional deberá adoptar nuevo etiquetado.

Contrario a lo que sucede en otros sectores, la proximidad de un acuerdo comercial con la Unión Europea no entusiasma al sector farmacéutico; al contrario, le preocupa. Las negociaciones plantean que tanto la medicina local como el producto importado, con patentes caducadas, deban someterse a un proceso de reetiquetado. Sin excepción, deberán ser identificados como medicamentos genéricos.

Actualmente en el mercado, gran parte de estos productos se comercializa como medicina de marca. El cambio permitiría que el consumidor tenga claro el tipo de remedio que está comprando, sea este nacional o importado. No obstante, algunos industriales minimizan este beneficio frente a las pérdidas económicas que tendrán y los efectos que esta medida podría generar en el mercado. “Cuando uno hace un cambio en la situación actual que se vive, debe ser para una mejora importante, significativa. Yo no creo que sea significativo el poder decir que el consumidor va a comprar porque ahora (se dará cuenta que) es genérico. El consumidor final compra lo que le hace bien, sea de marca o sea genérico”, dice Mario Rafael Ayala, representante de Farmayala, una industria que, de aprobarse la medida, tendría que cambiar de etiqueta al 90 % de sus productos.

La disposición fue emitida a través del Decreto Ejecutivo 1152 firmado el pasado 22 de agosto, para el cual la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia (Arcsa) diseña un instructivo para aplicarlo. En él, explica Miguel Palacios, director ejecutivo de la Asociación de Laboratorios Farmacéuticos Ecuatorianos (Alfe), se deberá establecer el tamaño, la ubicación y el color que deberá tener esta nueva leyenda dentro de las etiquetas.

En esta nueva normativa también se espera mayor claridad respecto a cómo deberá identificarse al medicamento que llega de afuera. Para Ayala, un tema que se complica aún más debido a las condiciones del negocio. “Es muy difícil que un producto importado venga al país con la leyenda. (Por el tamaño del mercado) nadie en el exterior va a producir solo para el Ecuador una caja que diga ‘medicamento genérico’”. Habría que solicitar a la Aduana que acepte el ingreso, para poder hacer el cambio de cajas dentro del país.

El 85 % de los medicamentos que se consume a nivel nacional son importados, cerca del 18 % proviene de Europa, específicamente de Alemania, Suiza y Bélgica. Colombia es el principal proveedor con el 16 %.

Por otra parte, Renato Carló, gerente general de Kronos, pide equidad a la hora de aplicar esta normativa. “Ahora están diciendo que los productos extranjeros deberán tener una leyenda que diga ‘medicamento de referencia’ y los locales, ‘genéricos’. No puede ser así, si esto se da, la ley debe ser igual para todos”, refiere. LZR