Actualidad

La cedula se queda en casa

Diario EXPRESO conversó con Xavier Arreaga y Marlon Mejía, el presente y futuro de la zaga de Barcelona y Emelec, en la previa del choque inmortal.

Clásico del Astillero.

Arreaga: “Uno sueña con jugar estos partidos. Nadie quiere perderlos”

Retrocediendo el reloj a enero de 2016, la nueva dirigencia de Barcelona apostó por una cantidad considerable de jugadores locales. Uno de ellos, zaguero central de 21 años procedente del Manta FC: Xavier Arreaga.

Él, como los otros que arribaron, sabía que debía luchar por un puesto, que en ese momento ocupaba Anderson Ordóñez y Darío Aimar, pero este defensa central no permitió que su cédula opaque los buenos conceptos del fútbol que sus piernas procesan. Hoy será uno de los 11 estelares en Barcelona para este Clásico que es más que crucial para ambas escuadras.

Como su principal bandera, Arreaga se encomienda a su intachable fe en la previa. “Es un gran privilegio jugar un partido de este calibre, como siempre le doy gracias a Dios por poder hacer lo que más me gusta. Estos partidos son hermosos de vivirlos, uno sueña con jugarlos y son choques diferentes, siempre tienen un sabor distinto. Nadie quiere perderlos”.

El defensor debutó en el último Clásico del Astillero disputado en el Monumental (2-1), con triunfo amarillo y Arreaga reconoció que Emelec es de cuidado.

“Emelec tiene un equipo muy bueno, pero lo hemos estudiado muy bien, de mitad de cancha para arriba tienen mucha velocidad, son muy ágiles, pueden afectarte en cualquier parte del campo. Hay que tener en cuenta cada detalle de cada jugador para mañana (hoy) poder cortar el sistema que tienen y le viene dando resultados”, explicó el central a EXPRESO.

Arreaga tiene dos amigos en la orilla de enfrente, a Ayrton Preciado y Morales, por lo que también aprovechó enviar un mensaje de tolerancia a los hinchas: “hay que entender la realidad de esto, es algo para divertirse, pasar un buen momento en familia, distraerse, no debe pasar mas allá, agresiones, golpes, sepan que la violencia no conduce a nada bueno”.

Reconoció que todo lo vivido, momentos buenos y malos en Copa Libertadores, lo han ayudado a mejorar. “A mí me gusta darle seguridad a mis compañeros desde abajo, salgo jugando porque eso nos ha enseñado el profesor (Guillermo Almada). Si tengo la oportunidad de jugar otro Clásico lo dejaré todo, tenemos que ganarlo sí o sí”.

Mejía: “Es la oportunidad que tanto esperé, no la voy a desperdiciar”

Una mañana de enero de 2007 un chico de 13 años llegó al polideportivo Samanes. Era su primer día en los semilleros de Emelec y desde ese momento se propuso tres metas: jugar el Clásico del Astillero, ser campeón con el Bombillo y vestir la camiseta de la selección ecuatoriana.

En aquel tiempo los centrales azules eran Jorge Guagua y Luis Asprilla. Hoy, diez años más tarde, Marlon Mejía cumplirá uno de sus sueños midiendo a los amarillos en el Monumental, casualmente junto al ‘Patrón’ Guagua.

“El Clásico es el partido que todo futbolista quiere jugar y más bajo estas circunstancias en las que una victoria nos permitiría recuperar el liderato y seguir con aspiraciones. Debemos salir a ganarlo”, le comentó a EXPRESO.

Mejía quemó etapas en todas las categorías del cuadro azul. La temporada anterior tuvo un breve paso por Rocafuerte -en el torneo de Segunda Categoría- pero su calidad terminó imponiéndose y pasó a la reserva millonaria.

“El profesor (Alfredo) Arias me vio en un clásico de la reserva y me subió al primer equipo. Ese fue un estímulo para mí, porque por fin daba el salto por el que tanto luché”, acotó.

En el camino fue forjando su nombre con competencias tan exigentes como el Mundial Sub-17 en México (2011), donde llegó a octavos de final con la selección ecuatoriana.

A inicios de la temporada, Mejía era la quinta opción para el técnico Arias, atrás de Christian Ramos, Fernando Pinillo, Jordan Jaime y Jorge Guagua, quien se recuperaba de una rotura del tendón de Aquiles. Aunque en los días previos al choque con Barcelona sintió mucha ansiedad, hoy cree que está preparado para encarar a los artilleros amarillos.

“(Jonatan) Álvez es muy veloz y efectivo, pero además de él están (Ely) Esterilla, (Marcos) Caicedo y (Damián) Díaz, todos son buenos jugadores. Deberemos estar muy concentrados durante los 90 minutos, sacar nuestro arco en cero y confiar en que los compañeros de adelante hagan lo suyo para obtener un triunfo que sería vital para nosotros”.

El Clásico es un sueño cumplido, la oportunidad que Mejía no quiere desperdiciar, luego de eso irá por el título y por la selección. MGD