¿Qué pasa con el Puente Sur?

  Cartas de lectores

¿Qué pasa con el Puente Sur?

En 2008 se firmó el Estudio de Factibilidad, Evaluación y Mitigación de Impactos Ambientales y Diseño Estructural del Cruce Sur sobre el Guayas, que comunicará Guayaquil y Durán, terminándose y presentándose en 2010 el estudio del Ing. Ottón Lara, del puente más largo del país; fueron aprobados, cumpliendo aspiraciones y beneficios a nivel nacional, que tendrán que actualizarse. En 2017 se establece la alianza pública privada. A partir de ahí la propuesta se ha anunciado en tres gobiernos. En 2018 se oficializó el concurso público para construir sus 44,20 km de extensión. En octubre de 2019 la autoridad competente lo declaró desierto (las “manifestaciones de interés” recibidas no constituían ofertas). En la prensa, la alcaldesa insiste en que el cabildo es seguro, de crédito internacional. También se realizaron cambios en la alianza pero no hubo interesados. En julio de 2021 el presidente confirmó su edificación y se convocó a la presentación por iniciativa privada para el proyecto: diseño (habiendo ya uno), financiamiento, construcción, operación y mantenimiento. Como aporte, el Cabildo presentó un estudio completo del tráfico de la ciudad. Los principales gremios, sistema portuario y productivos están preocupados por la lentitud del proyecto y distinguidos profesionales reclaman soluciones viables para concretarlo pues favorece a todo el Ecuador. En mayo de 2022 la autoridad dispuso el archivo del proceso de preselección de la iniciativa privada por no convenir a los intereses del Estado. El gran obstáculo podría ser el modelo de gestión. Siguiendo el ejemplo exitoso del puente Rafael Mendoza Avilés, convocar a un concurso de licitación internacional para construir con financiamiento exterior y después para su mantenimiento y operatividad. Las empresas desean construir el viaducto e irse y no correr ningún riesgo posterior por la inestabilidad política y económica e inseguridad jurídica del país.

Dr. Pedro Rizzo Pastor