¡Era inocente!

  Cartas de lectores

¡Era inocente!

Tras la derrota del régimen nazi fue obvio que el genocidio, la guerra y destrucciones surgieron de las disposiciones de Hitler. Lo dejó asentado en su libro, en sus discursos, en sus directivas... ¿Se requieren más pruebas de su culpabilidad? Resulta que si los jueces hubieran sido ecuatorianos hubiesen declarado su total inocencia ante la falta de pruebas y evidencias que sustenten su completa y absoluta culpabilidad. Me atrevo a pensar de esa manera por el asunto del bloqueo del aeropuerto JJO de Guayaquil, donde los vehículos municipales impidieron el aterrizaje de un avión en época de la severa pandemia COVID. Pese al video en ese momento de la burgomaestre asumiendo su total responsabilidad en el hecho, resulta que un juez decide, ante la “falta de evidencias”, no involucrarla en la investigación, y ahora buscan un chivo expiatorio muchos más abajo. ¿Es mediante interpretaciones personales a las leyes como son dejados libres violadores, narcos, delincuentes y políticos corruptos? No me cabe más que pensar que desapareceremos como Estado de derecho cuando las leyes terminen siendo interpretadas y forjadas de acuerdo a conveniencias personales. Creo que seríamos mejores si estudiáramos y aplicáramos más moral y menos derecho.

David E. Ricaurte Vélez