Ni elecciones, ni observadores

  Cartas de lectores

Ni elecciones, ni observadores

Lo de la dictadura “narco-madurista-cubana” puede llamarse acto circense o de facto y “no elecciones”. Un 80 % de abstención pese a la coerción de su brazo armado.

Cabello: ¿el que no vota no come? ¿Si millones no comen todos los días? 

Los prófugos Correa, Patiño y Rivadeneira de “acólitos y no de observadores”. Cabello: vinieron unos 300 acompañantes, ¿será de la Alba, Unasur, Antifa, BLM, FSP, Podemos de España…? Así ha sido desde hace 22 años para refrendar los fraudes de la banda-totalitaria-mundial con autoridades y presidentes “no elegidos”. 

La OEA debería participar seis meses antes de modo obligatorio en sus Estados miembros, viendo que la autoridad electoral sea democrática, recibiendo denuncias de la oposición, prensa y ciudadanía, no permitiendo al Estado candidato, revisando el padrón y ‘software’, custodia de la Fuerza Pública con derecho a denunciar y no ser “testigos de palo o parte del ilícito”, veedores políticos y ciudadanos, etc. Sus observaciones en informe “al país”, gobierno y la OEA.

No al voto “electrónico” después del ‘affaire’ del país “socialista tercermundista de EE. UU.”. 

Los gobernantes se escudan en “la soberanía” que es “del país y pueblo mandante sin robar su voto”. Las constituciones deben reformarse con penas altas por traición y proteger y garantizar el “acto primario y sagrado de la democracia: el sufragio”.

Una autoridad electoral al servicio del “Estado de derecho y los ciudadanos, y no del poder político-económico-corrupto”.

¿Sueño de perros en el huasipungo-socialista correísta, morenista y partidocracia de “resultados pactados-2021”, candidatos “impunes” con juicios y grilletes por corruptos, criminales, violadores, golpistas, narcotráfico…? ¿De exiguas excepciones?  

Juan Carlos Cobo Rueda