Los textos minimizan la Fundacion de Guayaquil

  Actualidad

Los textos minimizan la Fundacion de Guayaquil

Los maestros buscan otros recursos para enseñar ese tema.

Los textos minimizan la Fundación de Guayaquil

Los textos escolares que entregan gratuitamente el Ministerio de Educación y la Municipalidad de Guayaquil a los establecimientos educativos fiscales y particulares populares, en su orden, dedican poco espacio para abordar el tema de la Fundación de Guayaquil.

En todos los libros, al tema le dedican un párrafo y lo exponen con fechas diferentes.

Por ejemplo, el texto del Ministerio de Educación indica que Guayaquil fue fundada por tres ocasiones y que la definitiva fue el 25 de julio de 1538, por Francisco de Orellana.

En cambio, el texto Municipal reseña que la ciudad se fundó en cuatro ocasiones y que en 1929 el Concejo Cantonal declaró el 25 de julio de 1537 como el día de la fundación definitiva y a Francisco de Orellana como su fundador.

Ninguno cita un estudio realizado por varios historiadores y aprobado como oficial por el Municipio en 2001, que indica que el proceso de fundación de la ciudad se inició el 15 de agosto de 1534 y terminó el 25 de julio de 1547 con Francisco de Olmos (ver subnota).

De acuerdo con el currículo educativo, los estudiantes de Tercero de Educación General Básica deberían trabajar en este tema con imágenes, láminas y relatos sobre este hecho trascendental de la ciudad.

Asimismo, la malla curricular determina que los alumnos desde séptimo básico hasta bachillerato deberán ejecutar investigaciones sobre el tema en la materia de Estudios Sociales.

Pero el tema de la fundación el Ministerio lo incluye en el libro de cuarto; mientras que la Municipalidad lo menciona en el de tercero. Ambos dedican también una línea a esta fecha en el temario del calendario histórico, pero se abstienen de citar el año de fundación y solo señalan el día (25 de julio).

La subsecretaria de Educación del Distrito Guayaquil, Evelyn Soria Cabrera, asegura que más allá del espacio que se le dé a este tema en los textos escolares, lo importante es que los estudiantes y profesores sientan orgullo de vivir en esta ciudad, de participar en sus festividades y trabajar a través de proyectos e investigaciones que resuelvan sus inquietudes relacionadas con esta fecha.

Roberto Vernimmen, titular de la Dirección de Acción Social y Educación municipal (DASE), coincide con Soria al explicar que aunque los textos aborden temas de carácter general, las fechas históricas de cada ciudad deben tener un tratamiento especial por parte de los ciudadanos, quienes deberían investigar para no receptar solo lo que los libros recogen.

En las aulas de clases, los maestros recurren a otros textos y documentos de historiadores e investigadores que hablan del proceso fundacional de la ciudad, con la finalidad de darle a los estudiantes datos más amplios y actualizados.

Diario EXPRESO preguntó a un grupo de estudiantes de planteles educativos fiscales y privados cuándo se celebra la Fundación de Guayaquil. Unos no supieron qué responder; otros atinaron a decir que era el 25 de julio, pero no el año.

Lo cierto es que si ellos o los guayaquileños desean conocer más sobre el tema, no será a través de los textos oficiales.

Los textos escolares que entregan gratuitamente el Ministerio de Educación y la Municipalidad de Guayaquil a los establecimientos educativos fiscales y particulares populares, en su orden, dedican poco espacio para abordar el tema de la Fundación de Guayaquil.

En todos los libros, al tema le dedican un párrafo y lo exponen con fechas diferentes.

Por ejemplo, el texto del Ministerio de Educación indica que Guayaquil fue fundada por tres ocasiones y que la definitiva fue el 25 de julio de 1538, por Francisco de Orellana.

En cambio, el texto Municipal reseña que la ciudad se fundó en cuatro ocasiones y que en 1929 el Concejo Cantonal declaró el 25 de julio de 1537 como el día de la fundación definitiva y a Francisco de Orellana como su fundador.

Ninguno cita un estudio realizado por varios historiadores y aprobado como oficial por el Municipio en 2001, que indica que el proceso de fundación de la ciudad se inició el 15 de agosto de 1534 y terminó el 25 de julio de 1547 con Francisco de Olmos (ver subnota).

De acuerdo con el currículo educativo, los estudiantes de Tercero de Educación General Básica deberían trabajar en este tema con imágenes, láminas y relatos sobre este hecho trascendental de la ciudad.

Asimismo, la malla curricular determina que los alumnos desde séptimo básico hasta bachillerato deberán ejecutar investigaciones sobre el tema en la materia de Estudios Sociales.

Pero el tema de la fundación el Ministerio lo incluye en el libro de cuarto; mientras que la Municipalidad lo menciona en el de tercero. Ambos dedican también una línea a esta fecha en el temario del calendario histórico, pero se abstienen de citar el año de fundación y solo señalan el día (25 de julio).

La subsecretaria de Educación del Distrito Guayaquil, Evelyn Soria Cabrera, asegura que más allá del espacio que se le dé a este tema en los textos escolares, lo importante es que los estudiantes y profesores sientan orgullo de vivir en esta ciudad, de participar en sus festividades y trabajar a través de proyectos e investigaciones que resuelvan sus inquietudes relacionadas con esta fecha.

Roberto Vernimmen, titular de la Dirección de Acción Social y Educación municipal (DASE), coincide con Soria al explicar que aunque los textos aborden temas de carácter general, las fechas históricas de cada ciudad deben tener un tratamiento especial por parte de los ciudadanos, quienes deberían investigar para no receptar solo lo que los libros recogen.

En las aulas de clases, los maestros recurren a otros textos y documentos de historiadores e investigadores que hablan del proceso fundacional de la ciudad, con la finalidad de darle a los estudiantes datos más amplios y actualizados.

Diario EXPRESO preguntó a un grupo de estudiantes de planteles educativos fiscales y privados cuándo se celebra la Fundación de Guayaquil. Unos no supieron qué responder; otros atinaron a decir que era el 25 de julio, pero no el año.

Lo cierto es que si ellos o los guayaquileños desean conocer más sobre el tema, no será a través de los textos oficiales.