Fatiga visual Como evitar que sus ojos se estresen

  Actualidad

Fatiga visual Como evitar que sus ojos se estresen

Amanecemos con el celular y nos dormimos con él. Parecería, como dicen muchos, que se ha convertido en una extremidad más. Esta ‘nueva costumbre’ está perjudicando excesivamente nuestra visión.

Una persona ya sea por recreación o por trabajo, pasa varias horas del día frente a una pantalla.

Amanecemos con el celular y nos dormimos con él. Parecería, como dicen muchos, que se ha convertido en una extremidad más. Pero la realidad es que no solo nos quedamos atados a este dispositivo. Durante el día pasamos del teléfono al computador, del computador a la tableta y, si hay tiempo, al televisor. En la era digital ese exceso de conexión a las pantallas ha hecho que nuestros ojos comiencen a sentir estrés.

Entonces aparecen los dolores de cabeza, de cuello, de espalda... En ocasiones hay mareos, ansiedad y en algunos casos hasta nos afecta el sueño. Todo eso porque sometemos a nuestros ojos a un trabajo excesivo, sin darles descanso.

Solo fíjese en esto: ¿cuántas veces parpadea por minuto? Lo normal es hacerlo unas quince veces (cada cuatro segundos). Pero cuando estamos frente a uno de estos dispositivos, parpadeamos menos de la mitad de lo requerido. Y nos cansamos.

¿Entonces tan malas son las pantallas para la salud de nuestros ojos?

Las pantallas no son las malas. El problema está en no ponerle pausa a ese uso excesivo, asegura Jorge De Vera, cirujano oftalmólogo, docente de la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil y presidente de la Sociedad Nacional de Oftalmología y Ortóptica.

“En nuestro medio todos creemos que vemos perfecto. Usamos frecuentemente el celular y cuando hay cansancio visual le echamos la culpa a un dispositivo, cuando la realidad es que nunca fuimos a un oftalmólogo para conocer cómo está nuestra visión”, explica.

Debe saber que hay quienes padecen de esa fatiga visual de manera más marcada, principalmente aquellos que debiendo usar lentes, no lo hacen, porque no quieren o porque no tienen ni idea de que padecen de un defecto refractivo (cuando no se enfoca adecuadamente una imagen). Entonces hacen mucho esfuerzo para ver, explica este profesional, quien además trabaja en el hospital Luis Vernaza.

La fatiga visual es bastante común, tanto como lo es ver a alguien entretenido por tres horas con un videojuego o ese mismo tiempo casi hipnotizado por el teléfono celular.

Ignacio Ceballos, médico especializado en catarata y superficie ocular y quien labora en la Clínica Internacional de la Visión de Ecuador, dice que una de las claves para no caer en este mal es tomar descansos, pero también acudir al especialista al menos una vez al año. Así evitará los síntomas que acompañan al estrés ocular o astenopatía, como se lo conoce en términos médicos.

En quien trabaja o estudia provoca que su actividad se prolongue más tiempo del que debería porque le cuesta leer, mucho más si hay dolor de cabeza y de espalda. ¿Pero qué pasa con los niños?

La cirujana oftalmóloga pediatra Betzabeth García dice que además de la dependencia que crean los niños a ciertos dispositivos, hay una repercusión visual. El menor mantiene un exceso acomodativo al fijar su atención mucho tiempo y sostenidamente en una pantalla de cualquier dispositivo. Eso conlleva un agotamiento de los músculos que intervienen en la acomodación del cristalino (lente natural del ojo).

Pero no se queda solo en un agotamiento visual, asegura esta profesional. “Estos niños también tienen altísimas probabilidades de ser miopes en el futuro y dependerán del uso de anteojos para poder ver bien”. Asegura que está comprobado científicamente que la relación entre la acomodación exagerada y la miopía es muy alta.

Así que hay que comenzar a ponernos límites. No se trata de dejar a un lado los dispositivos sino de aprender a tomar descansos.

EXPRESO presenta cuáles son las señales que le permiten identificar una fatiga visual y qué hacer para evitarla. Además, le explica qué alimentos debe agregar a su dieta diaria para nutrir también a sus ojos. No deje que esos excesos comiencen a manifestarse en dolores y en problemas para leer.

Lo que genera no hacer una pausa

CANSANCIO

La prolongada exposición a los ordenadores y a los celulares provoca cansancio ocular, además de visión borrosa o doble.

OJOS ROJOS

Debido al esfuerzo para mirar de cerca, la superficie ocular se irrita, lo que hace que los ojos se enrojezcan.

DOLOR DE CABEZA

La fatiga visual puede causar dolor de cabeza, más si padece de un defecto de visión que no ha sido corregido con lentes o cirugía.

SEQUEDAD

El uso de las pantallas disminuye la cantidad de parpadeos, lo que afecta la calidad de la lágrima y causa sequedad ocular.

SENSIBILIDAD

La luz de las pantallas de dispositivos electrónicos emiten cinco veces más luz de alta energía, lo que provoca sensibilidad.

INSOMNIO

Las pantallas emiten una luz azul, nociva para la retina. Si se usan los equipos antes de dormir, puede haber alteraciones del sueño.

VÉRTIGO

En algunos casos, ese estrés visual causa también vértigo y náuseas. Hay a quienes esos malestares les provoca ansiedad.

BAJA PRODUCTIVIDAD

La fatiga visual está entre las siete enfermedades laborales más comunes y es causante de una reducción en la productividad.

DOLORES

La fatiga ocular también afecta a otras áreas del cuerpo. Es común que se acompañe de dolor de cuello, hombros y espalda.

Sepa cómo

La regla 20-20-20

Cada veinte minutos mire a un objeto que esté a veinte pies de distancia (5 o 6 metros), por 20 segundos. O aléjese de la pantalla cada dos horas por 10 minutos.

Parpadee más

El ser humano parpadea cada 4 segundos, pero frente a una pantalla baja esa frecuencia hasta en un 70 %. Intente parpadear más seguido.

Use lubricante

Si siente que la resequedad del ojo se le ha agudizado y no es suficiente con aumentar la frecuencia del parpadeo, utilice lágrimas artificiales.

tome un descanso

Levántese de su puesto por lo menos cada dos horas. Eso le permitirá no solo darle un descanso al cuerpo sino también a los ojos.