Distraerse puede ser mortal al momento de conducir

  Actualidad

Distraerse puede ser mortal al momento de conducir

La falta de prevención y atención a la hora de conducir ocasionaron, entre enero y septiembre de este año, 22.593 accidentes de tránsito. Los siniestros en las carreteras siguen siendo la primera causa de muerte en el país.

Las provincias que más siniestros registran son Pichincha y Guayas. Ellas también lideran el número de más muertes y lesionados.

Las cifras lo demuestran. La falta de prevención y atención a la hora de conducir ocasionaron, entre enero y septiembre de este año, 22.593 accidentes de tránsito. Los siniestros en las carreteras siguen siendo la primera causa de muerte en el país.

Según cifras de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), a septiembre, la primera causa de esos accidentes es conducir desatento a las condiciones de tránsito. Es decir, hablar por celular, ver pantallas de vídeo, comer, maquillarse o utilizar cualquier otro elemento distractor. 4.880 accidentes a escala nacional tuvieron estos factores.

Las provincias que más siniestros registran son Pichincha y Guayas. Ellas también lideran el número de más muertes y lesionados.

Ese es el problema, ¿cuál es la solución? La Agencia Nacional de Tránsito (ANT) y el Ministerio de Obras Públicas cumplen con semanas de la seguridad vial para educar.

El director de la ANT, Michel Doumet, dijo que el promedio de accidentes en el país se redujo en un 12 %, comparado con el año pasado. En igual período (los nueve meses) de 2015 hubo 26.220. Considera, sin embargo, que los números todavía son altos.

También cree que es necesario que la ciudadanía tome conciencia al momento de manejar o salir a la calle como peatón o ciclista. “No es solamente responsabilidad de las autoridades. Es corresponsabilidad de todos. Deben participar peatones, ciclistas y transportistas, para generar conciencia”, señaló el funcionario.

Para el viceministro de Obras Públicas, Álex Pérez, el trabajo estatal tiene como objetivo garantizar la vida. Afirmó que las campañas de concienciación se realizan en el país para informar a la ciudadanía la necesidad de cumplir con la ley. Se efectúan ciclopaseos, ferias, casas abiertas, caminatas y carreras, charlas en instituciones educativas, entre otras vías para hablar de prevención.

Recordó que recientemente se emitió la normativa de vehículos seguros. Dijo que ahora los automotores deben tener sistemas especiales para que la persona que va dentro del vehículo, en caso de accidente, sufra el menor daño posible y, sobre todo, que no pierda su vida. Con el documento, además, se unificó la señalización a escala nacional y se determinó manejar estratégicamente los radares que ahora serán móviles.

Representantes de organizaciones ciudadanas que perdieron a sus familiares en accidentes de tránsito creen que la iniciativa gubernamental es positiva pero insuficiente. Consideran necesario que exista una normativa más rígida para evitar la impunidad.

“No hay justicia, han pasado 10 meses desde que un conductor chocó la moto de mi hijo Jhonatan, en el sector de Santa Rosa -al sur de Quito- y nadie dice nada de lo que sucedió ni de quién conducía el vehículo que se dio a la fuga. Pido que las leyes sean más severas”, afirmó Maribel Riera, de la organización Corazones al Cielo.

La directora de esta organización ciudadana, María del Carmen Galarza, cree que sí debe reformarse la Ley. Pero está consciente de que el problema es responsabilidad de toda la ciudadanía. “Las autoridades son los reguladores pero, ¿qué estamos haciendo nosotros como corresponsables?”.