Actualidad

China abre su nuevo escaparate para el comercio

Infraestructuras. En los planes chinos hay un tren China-Europa, puertos o mejor red vial por Asia, África, Medio Oriente y Europa.

Foro. Inauguración de la Nueva Ruta de la Seda que promueve China, con la asistencia de 29 jefes de Estado y de representantes de un centenar de países e instituciones internacionales

El presidente chino, Xi Jinping, anunció una nueva inyección de casi 70.000 millones de dólares (14.500 millones del Gobierno y 55.000 millones en préstamos de dos bancos nacionales) para las Nuevas Rutas de la Seda, el ambicioso proyecto global de transporte y telecomunicación abanderado por Pekín.

Xi hizo este anuncio en la inauguración del Foro de Cooperación de las Nuevas Rutas de la Seda, ante jefes de Estado y Gobierno de casi una treintena de países, entre ellos los presidentes de Rusia (Vladímir Putin), España (Mariano Rajoy), Chile (Michelle Bachelet), entre otros.

Hasta ahora la principal fuente de financiación del proyecto por parte de China era el llamado Fondo Ruta de la Seda, con un monto inicial de 40.000 millones de dólares.

En el discurso inaugural del Centro Internacional de Convenciones de Pekín, Xi también prometió un programa de ayudas de 8.700 millones de dólares por parte de China a las naciones que participen en las Nuevas Rutas de la Seda.

“Debemos construir una plataforma abierta de cooperación y mantener y desarrollar una economía mundial abierta”, afirmó Xi en la inauguración del foro, donde también intervinieron Putin y el presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

Xi, quien ideó este plan internacional de infraestructuras durante una visita oficial a Asia Central en 2013, desea con este proyecto resucitar simbólicamente la Ruta de la Seda, el corredor económico que unió Oriente y Occidente en el primer milenio de nuestra era.

Con ferrocarriles de alta velocidad, redes de Internet, puertos y carreteras, China confía de paso en incrementar su influencia política y económica especialmente en Asia. EFE