Los minimercados les quitan terreno a las tiendas de barrio

Las grandes cadenas de supermercados abren formatos pequeños para ganar clientes. La venta del autoservicio independiente crece 81 %, en la Costa.

12 mar 2019 / 00:01

Los locales pequeños de importantes supermercados conquistan al barrio y arrinconan a la tienda. Así es como los canales alternativos crecen a un buen ritmo. Ejemplos de ello son Akí y Coral, que impulsan el desarrollo de los retailers económicos.

Otro grupo que también compite con las tiendas de barrio es el de los canales emergentes, que tienen su mayor salto por el crecimiento de los minimercados, los cuales se potencian en especial en la región Costa, según un estudio de Kantar Worldpanel. Los minimercados son el canal ganador en el 2018, sus ventas crecen en el Litoral un 81 %, especialmente a través de alimentos, con una misión de abastecimiento similar a la de los autoservicios.

Sergio Acosta, gerente comercial de Kantar Worldpanel en Ecuador, explica a Diario EXPRESO que los minimercados son autoservicios que no pertenecen a las grandes cadenas de supermercados.

Agrega que el tique promedio en cada ocasión de compra en una tienda de barrio es de $ 2, mientras que en el minimercado es de $ 19.

Pero la tienda de barrio no está dispuesta a ceder su mercado fácilmente. A través de la tecnificación busca tener productos con precios atractivos y así poder también vender más barato.

Guido Varela, director de la Red Ecuatoriana de Tenderos, indica que las tiendas de barrio tienen una amenaza y es una tendencia global. Por ejemplo, en Chile pesan el 40 % como lugar de venta para los fabricantes. “En Ecuador es de un 70 %. Sin embargo, en los últimos tres años las cadenas de supermercados están con la estrategia de ganar espacio en los barrios. Por eso se ven más tiendas Listo y formatos pequeños de TIA, Comisariato, Akí, etc. Entonces en Chile, los negocios similares a los mencionados ganaron mercado a la tienda de barrio”.

Varela ve un problema social si cierran muchos negocios, porque considera a la tienda una columna vertebral de la economía. “Se calcula que hay unas 120.000 tiendas a nivel nacional y como es un negocio familiar, estimando que son cuatro (miembros), serían 480.000 personas que dependen de ese trabajo. Es casi la población de la ciudad de Cuenca”.

El sector está consciente de la competencia que tiene, por ello trabaja en soluciones tecnológicas. Es así que el gremio creó la aplicación del tendero, que se conecta con los fabricantes para acceder a mejores precios y así ganar competitividad.

Sin embargo, hay ejemplos de tiendas que al buscar nichos de mercado se mantienen en la línea del éxito.

Nelson Oñate empezó con un pequeño local y tras ofrecer la entrega a domicilio creció. En la actualidad tiene cinco locales, ubicados entre la vía a Samborondón y a la costa, y construye el sexto en Ciudad Celeste. Los ingresos de las Tiendas Nelson crecen en promedio un 5 %.

Otro ejemplo es la despensa de Luis Remache. Tiene su negocio desde hace 18 años, pero en ese tiempo tuvo el trago amargo de una quiebra. “Las ventas bajaron, los clientes no pagaban los créditos y quebré. Me tocó abrir un minimercado en casa. Así me ahorré el pago del alquiler”. Ahora gana por volumen de venta, puesto que ofrece los productos por debajo del precio de venta al público.

Así se ve que la guerra está declarada, las cadenas grandes y los minimercados conquistan al barrio, mientras las tiendas luchan por no ceder el mercado.

El apoyo empresarial

Los planes para fortalecer y bajar el cierre del negocio

La empresa Cervecería Nacional tiene un programa para asegurar la sostenibilidad de la operación al mediano y largo plazo de la tienda de barrio, la meta es atender a unas 20.000 hasta el 2020.

Otras entidades que impulsan a la tienda del barrio son los bancos como Guayaquil y Pichincha, que el plan de acercar el banco al cliente, dan opción a que en estos negocios se puedan efectuar transacciones bancarias.

La empresa de la Cervecería Nacional dice a Diario EXPRESO, que en los últimos cinco años el número de clientes (tiendas de barrio) en su base de datos ha bajado en cerca de 4.000 puntos. El número más bajo fue en el 2016, asociado al terremoto y las condiciones económicas de ese año.

Según la Cervecería Nacional el crecimiento de este canal se ha visto desacelerado en un 3 %, en comparación a su desempeño en 2017.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA