Los 5 temas tabús en la consulta ginecológica

En la visita médica pierda la vergüenza. Debe decirlo todo, como si estuviera en el confesionario. Uno de los puntos de los que más cuesta hablar es de una comezón o de un raro olor en la zona íntima.

21 nov 2017 / 00:00

A la hora de la consulta ginecológica, no solo la revisión es un momento de vergüenza para la mujer. Hay temas, como el número de parejas que ha tenido, que la hacen no solo sonrojar, sino que a veces la llevan a mentir.

Por eso resulta válida aquella frase que dice que con los médicos hay que ser tan sinceros como con los sacerdotes. Es más, no solo hay que decir lo que nos preguntan, sino que se debe aprovechar el momento para despejar todas las dudas.

Aunque en esta época las mujeres parecen ser más abiertas con lo que les ocurre, aún hay temas que siguen siendo un tabú. Les cuesta hablar sobre alguna comezón o peor aún decir que hay un olor extraño que emana de sus partes íntimas. También de que aunque son jóvenes han perdido su deseo sexual o se saltan un aspecto tan importante como revelar a su ginecólogo que tomaron la píldora del día después.

Hay además casos en que aparecen escapes de orina que las hacen sentir tan incómodas, que aunque les preocupan, no le dicen a su médico. Llegan a pensar que es normal y que ya pasará.

Mentir u obviar cierta información en la consulta ginecológica hace que no se pueda detectar a tiempo o tratar una enfermedad. Es clave que si teme que estuvo en riesgo y que podría haberse contagiado de alguna enfermedad de transmisión sexual, le diga al especialista para que le envíe los exámenes.

EXPRESO le presenta los cinco temas tabú que más se ven en las consultas y le indica por qué es tan importante hablar de ellos. Le indica además cuál es la forma correcta de llevar su higiene íntima.

Recuerde que está frente a un profesional que no lo juzgará y que seguramente ha visto más de un caso como el suyo. Lo mejor es que lleve anotados los temas de los que tiene dudas para aprovechar la visita al especialista.

Tabú: Un fuerte mal olor que emana de la zona íntima y una sensación de picazón. Francisco Plaza, ginecólogo, oncólogo, mastólogo y docente universitario, dice que hay que saber diferenciar cuál es el olor normal de las secreciones vaginales y en qué momento hay que preocuparse. Explica cuáles son las causas.

Puede tratarse de una infección o de algo más grave

Es importante que ante todo signo o síntoma que tenga que ver con sus partes íntimas, la mujer lo consulte de manera inmediata.

Las secreciones vaginales normales tienen un olor a pescado fresco, pero es soportable desde todo punto de vista y no llama la atención. Si es un olor que tiene otras características, generalmente se debe a procesos infecciosos.

En la mayor parte de los casos son infecciones de tipo banal como podría ser por una mala técnica en cuanto al aseo o por problemas por hongos o bacterias. Pero también pueden deberse, en ciertas ocasiones, a problemas graves, como por ejemplo las infecciones por virus del papiloma, verrugas muy grandes que afectan a la zona, al herpes genital o lo que es más grave a cáncer, especialmente de endometrio y de cuello uterino.

Tabú: Los escapes inesperados de orina. César Merino, urólogo y sexólogo, explica por qué es importante hablar de la incontinencia urinaria en la consulta. Hay diferentes grados de este problema y también diversos tipos de tratamiento. Mientras más temprano se detecte el mal, más fácil será solucionarlo. ¿Cuándo ocurre?

Nunca es normal que haya una pérdida de orina

En las mujeres, la incontinencia urinaria puede ocurrir por los embarazos, por el estreñimiento y por cargar demasiado peso durante los ejercicios.

Hay personas a las que en el acto sexual se les escapa la orina y eso hace que incluso limiten sus relaciones. Además, al tener este problema, los órganos sexuales siempre van a estar irritados por los elementos de la orina, por las bacterias y tendrá picazón, descamación de los genitales, cambio de coloración, mal olor...

Hay personas a las que al reírse se les sale la orina o porque tosen. Eso no está bien. No es normal que haya ningún tipo de escape de orina. Existen casos en los que ocurre este problema por infecciones urinarias. Se da la medicina y se terminó el problema, son incontinencias transitorias. También hay fármacos que lo generan. El tratamiento dependerá del caso, de si es leve, moderado o severo, y de la causa. Van desde medicamentos y técnicas de ejercicios hasta cirugías.

Tabú: Dolor en las relaciones y falta de deseo sexual. El doctor Amalio Martínez, ginecólogo y sexólogo, explica cuáles pueden ser las causas de estos problemas en las mujeres.

No está bien que la mujer simule que disfruta el sexo

Si algo me produce dolor no lo voy a disfrutar. El dolor coital, que se llama dispareunia, en la mayoría de los casos tiene un origen de tipo psicológico, porque se produce un problema que se conoce como vaginismo (un espasmo de las paredes del tercio inferior de la vagina que impide la penetración). Como muchas veces el compañero sexual no sabe que la mujer está sintiendo esto, trata de penetrarla de manera brusca y se produce más dolor.

Puede ocurrir por situaciones previas, por ejemplo, por algún abuso sexual en la infancia o en la adolescencia. Sin embargo, podría tener causas orgánicas, como una estrechez patológica de la entrada de la vagina.

En los casos de falta de deseo sexual, también hay un origen psicológico, por problemas o abusos previos, pero otras de las causas podrían ser los trastornos de tipo hormonal.

El problema es que la mujer es muy buena simuladora, puede decir que le gusta el acto y hasta fingir un orgasmo cuando es importante que diga qué le ocurre para tratarlo.

Tabú: El uso de la píldora del día después. El ginecólogo Rubén Zúñiga recalca que esta píldora es de emergencia y que no debe usarse como método anticonceptivo.

Se producen cambios en el ciclo menstrual

Muchas mujeres están utilizando la píldora del día después como un anticonceptivo y esta no cumple esa función. Al tomarla, el ciclo menstrual se desregula, porque esta anticoncepción de emergencia representa una concentración como de diez tabletas anticonceptivas normales. Por eso, hay ciertos cambios hormonales que producen que el endometrio se engrose, lo que podría impedir un poco la anidación, pero si ya ha habido la concepción, por lo general el embarazo sigue adelante.

La casa que fabricó la píldora indica que se la tome en caso de que tenga posibilidad de embarazo porque tuvo relaciones en los días llamados peligrosos.

Cuando una paciente presenta sangrados irregulares, pregunto si ha tomado la píldora del día después y, por lo general, dicen la verdad.

Hay que darle confianza al paciente y tratar de ser lo más didáctico posible. Allí se le explica cuál es el método anticonceptivo que debe aplicarse según su caso.

Tabú: El envejecimiento y cambios en la forma en la zona íntima. La cirujana plástica Marcela Yépez explica que hay aspectos de tipo funcional que los puede solucionar el ginecólogo, pero también existen otros que son de tipo estético.

Se puede hacer un cambio en la zona

Por los años y por el efecto hormonal, los labios menores crecen y a veces son más grandes y más largos que los mayores. Esto molesta mucho a las mujeres al usar pantalón, la ropa de gimnasia y cuando van a andar en bicicleta, además de ser una incomodidad en la parte sexual. Allí se realiza un acortamiento de los labios.

En el caso de los labios mayores, van adelgazando por efecto de las hormonas y de los años. Así como hay la flacidez de la cara, también se la ve en esa parte, los labios se tornan más delgados y hasta arrugados. Se puede inyectar grasa o ácido hialurónico.

El monte de Venus se puede engordar e incluso descender después de los embarazos. Se hace una liposucción y levantamiento o lifting cuando se ha perdido el tono.

Ahora con la tendencia de depilarse por completo la zona íntima, la mujer se fija más en la parte estética y se siente incómoda.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA