Relata su vida en versos

El compositor guayaquileño lanzó el poemario ‘Mis huellas sobre la arena mojada’. Los textos son autobiográficos.

16 dic 2018 / 00:00

Las calles de la infancia, el amor materno, los romances que marcan. A través de sus versos, Luis Padilla ofrece una ventana íntima hacia su propia vida en ‘Mis huellas sobre la arena mojada’, primer poemario del reconocido compositor guayaquileño.

Los versos que conforman el libro se escribieron a lo largo de la vida del autor y, al revisarlos para hacer la selección, encontró más de 400. “Para el reciente Congreso Universal de Poesía Hispanoamericana teníamos que plantear un proyecto literario y yo pensé en este poemario. Tenía muchos textos, siempre me gustó escribir. Fue difícil escoger, no solo por la cantidad, sino también porque tienen un gran significado. Finalmente seleccioné cincuenta”, explicó.

El carácter intimista del libro fue el eje que le dio, no solo por el contenido de sus versos, sino para, como lo dice el título plasmar una huella que permaneciera en el imaginario colectivo.

“Pensé en qué deja uno como herencia que perdure en el tiempo. Quería dejar algo mío, y siento que este libro, cuando llegue al público y se lea, esa huellita nuevamente se marcará en la arena”, señaló.

A diferencia de las melodías que cuentan en su amplio repertorio, para Padilla, la poesía requiere de una concentración y dedicación que la música no. Indica que, a la hora de escribir canciones, estas a veces surgen con naturalidad, dentro de lo cotidiano, pero sus versos requieren horas de trabajo para cumplir con la métrica, uso de imágenes, y demás herramientas de estilo.

“Para mí, la música es un proceso mucho más imaginativo, la poesía es más cerebral que no depende de las musas’, sino de un ejercicio consciente”, subrayó.

No se encuentran en orden cronológico, siguiendo su infancia y juventud, pero los textos líricos sí tienen un orden donde se percibe, la repetición de ejes temáticos, como el erotismo, el amor y la pérdida. Esta última prima en los versos escritos a su madre.

“La muerte de mi mamá fue muy dura para mí, y sí diría que son algunos de mis poemas favoritos. Ella era muy especial y aún siento su partida”, confesó.

De estos, el más emotivo es ‘Volver a ser un niño’, obra que se basa en la anáfora para plasmar la nostalgia. “Esta noche que me duele tanto / la espina de vivir en agonía / acógeme en tus brazos, madre mía / y cura con tus besos mi quebranto”, dicen estos primeros versos.

Padilla se confiesa como un ávido lector y un amante del verso lírico. Entre sus influencias cita a Walt Whitman, Baudelaire, y autores locales como Jorge Carrera Andrade, Medardo Ángel Silva, Fernando Cazón Vera, quien hace el prólogo de esta obra.

Por este amor que le guarda a la poesía tiene claro que después de esta primera obra le seguirán varias, pero no necesariamente versos salidos de la colección que guarda en casa. “Tengo un proyecto a futuro, pero es experimental, no se trata de versos tradicionales, con la construcción que conocemos. Aún estoy planificándolo y creo que tomará al menos un año”, señaló.

Mientras tanto, continuará con varios proyectos musicales, entre ellos una obra para el bicentenario de la ciudad.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA