La agricultura urbana se extiende a los parques comunitarios y jardines privados

Se pueden transformar espacios en desuso para la siembra. Escuelas y municipios también adecuan espacios.

15 may 2019 / 10:24

Cada día hay más conciencia sobre el impacto ambiental de los productos comestibles. Calidad, producción, origen y transporte son algunos puntos de vista que empiezan a despuntar en las comunidades. Sin embargo, una de las dificultades de desarrollar la agricultura tradicional en la ciudad es la carencia de espacio.

Por ello, las huertas urbanas son favorables para esta actividad y se pueden ocupar una infinidad de lugares del hogar, utilizando desde marcos de ventanas, balcones, terrenos baldíos, patios de centros educativos, parques públicos e incluso túneles del transporte subterráneo. En cualquier caso, es importante tener en cuenta estas recomendaciones.

Área o terreno: es común que en algunos parques o escuelas aprueben pequeños huertos para la agricultura. Actualmente, aumentan las ciudades que adoptan estas prácticas para atender la demanda creciente de las comunidades, ofreciendo mejorar la calidad de vida en la comunidad, el medio ambiente y la salud.

Terrazas: implementar la tendencia de ‘techos verdes’ reduciría el calor absorbiendo la radiación solar y controlar la captación de agua de lluvias. Asimismo, las plantas y hortalizas pueden beneficiarse por la mayor exposición a la luz solar.

Ventanas y balcones: en estos espacios se pueden incluir pequeñas huertas. Algunos maceteros en el marco de la ventana se pueden producir pequeños alimentos. La agricultura urbana se extiende a los parques comunitarios y jardines privados.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA