El hogar, punto de partida para la Igualdad

Los expertos recomiendan educar a los hijos con la paridad de tareas en casa según su edad, no su sexo.

13 sep 2019 / 00:01

La pretendida búsqueda de la equidad de género durante los últimos 60 años en el Ecuador y resto de países del mundo está obteniendo sus resultados. Pero todavía falta mucho por hacer.

Así lo reconoció, en marzo de este año, la representante de ONU Mujeres en Ecuador, Bibiana Aído, junto a la secretaria técnica del Consejo Nacional de Igualdad y Desarrollo, Paola Mera. Esta última resaltó las leyes orgánicas y reglamentos que se han aprobado para “eliminar las brechas entre hombres y mujeres”.

A decir de la orientadora familiar, Toyi de Jácome, estos progresos también se han evidenciado en el ámbito político, educativo, laboral y especialmente en la sociedad y el hogar.

“Incluso algunas de ellas han destacado en lugares que solo los varones accedían, como el trabajo mecánico, choferes de taxis, buses... Se está viendo estos roles con respeto y admiración”, comenta la también psicóloga.

Un comentario similar otorga el abogado Ricardo Valero, quien, además, asegura que en la actualidad la sociedad atraviesa una era posmodernista y por ello sugiere retomar los lineamientos de los principios morales y poder así “buscar un sano equilibrio que beneficie a la sociedad y recordar que la familia es el núcleo de ella para tener una próspera nación”.

No obstante, los expertos coinciden que un punto donde todavía falta concienciar es en el reparto de responsabilidades en la vivienda.

A juicio de la psicóloga educativa Érika Alvarado, estas tareas deben ser organizadas y repartidas adecuadamente sin poner límites a la ayuda del esposo o esposa.

Por ejemplo, cita casos donde, si al esposo le toca sacar la basura pero resulta que un día él está en cama por enfermedad, la esposa debería ejecutar esa acción.

Asimismo, si la cónyuge organiza las compras en el supermercado y ese día tuvo un inconveniente, lo puede hacer el esposo. “Y así deben organizarse en cualquier actividad que tengan en el día a día”, añade.

Para Alvarado, los hijos, de acuerdo a sus edades, también se deben involucrar en esta ayuda, tanto varones como mujeres. Sin embargo, la especialista hace énfasis en que parte de los objetivos para alcanzar la equidad en el hogar es con la educación dirigida hacia los más pequeños y que se cambien los estereotipos como “el hombre es el proveedor material” o “estar en casa no es signo de realización personal”.

“La familia es como un equipo doble de tenis: si uno se cansa, se despista o abandona, ¡el equipo pierde! Si los dos entrenan, suman estrategias y se complementan, ¡la familia gana!”, ilustra el experto.

Sepa cómo

Acciones

La participación, tanto del padre y madre en las tareas del hogar es una ganancia para los hijos. Repártalas de una manera apropiada. Esto fomentará en los chicos el trabajo en equipo.

Vínculo

Los esposos que se aman y buscan hacerse feliz uno al otro estarán siempre en la disposición de ayudar, de aliviar y de compartir. Debe respetar las elecciones y decisiones que tome el otro.

Reflexión

No minimice el trabajo que una mujer realiza, aunque sea un trabajo donde se crea que solo los hombres pueden realizar. Concientice a los más pequeños sobre el valor al respeto como un derecho que toda persona debe recibir sin importar el sexo.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA