La nueva ‘cara’ de El Sagrario, consagrado hace 50 años

La primera etapa de la remodelación, que incluyó el presbiterio y la sacristía está lista. La segunda fase de renovación está prevista para el próximo mes.

18 ene 2019 / 14:32

La iglesia guayaquileña El Sagrario, ubicada en el centro de la urbe, en Chimborazo y 10 de Agosto, reabrió sus puertas tras las tareas de remodelación de la primera etapa que se iniciaron el 4 de diciembre del año anterior. Por ello, hasta el 9 de este mes, las actividades, incluyendo las de Navidad y fin de año, fueron trasladadas a la Catedral metropolitana San Pedro Apóstol.

Según el vicario, el padre Frank Delgado, “este templo consagrado, es decir dedicado al culto divino hace casi 50 años, está logrando estas reformas (luego del respectivo estudio) gracias a los trabajos en conjunto de la parroquia y de benefactores. Queremos todo lo mejor para el Señor, además es un lugar muy visitado por propios y extraños, ya que vienen turistas de diferentes países”.

No solo en el presbiterio, además en la sacristía se han hecho algunas adecuaciones. “Ahí se cambió totalmente el techo que tenía muchos años y como estaba muy deteriorado se filtraba agua en la temporada de lluvias. Había mucha humedad en las paredes. El piso se lo cambió a porcelanato y el del presbiterio, a mármol”.

Junto al altar de El Sagrario (en el lado derecho) se expone un cuadro de Santa Narcisa de Jesús, el cual fue retocado. “El pueblo es muy devoto de esta santa. Más adelante está previsto restaurar la imagen de la Virgen del Perpetuo Socorro”, añade el sacerdote.

Otra de las acciones ejecutadas fue la adquisición de candelabros, así como de ornamentos utilizados en las misas, entre ellos, purificadores, corporales, jarras, vinajeras, además manteles para el altar. “Lo que había ya daba mala imagen y era necesario renovar. Los padres requieren de determinada vestimenta. Aquello también está en nuestra lista”.

Para la segunda etapa de remodelación (en la cual se comenzará a trabajar a mediados del próximo mes) están previstos arreglos en la nave de la iglesia El Sagrario. “Esta es la parte donde están las bancas y donde se ubican los fieles”, explica el vicario Frank Delgado. Además se incluirá los confesionarios, “que serán similares a los de La Catedral. En un área el penitente y en otra, el confesor. Los feligreses tienen derecho a la privacidad”.

Mientras tanto, las celebraciones eucarísticas se seguirán desarrollando con normalidad en sus diferentes horarios, tanto en la mañana como en la tarde. Se mantiene la adoración nocturna al Santísimo Sacramento. “La Custodia (donde se coloca la hostia consagrada) también es nueva. Ya tampoco está en el altar sino en su respectivo lugar, el baldaquino”.

“Siguen saliendo reparaciones”

El párroco de El Sagrario, Carlos Mena, explica que los gastos de las remodelaciones fueron cubiertos en parte por un donante y la otra, por la iglesia. “Como el benefactor asumió el contrato directamente, no sé cuánto fue lo que invirtió. Se encargó del piso del presbiterio y del contrato del artista que trabaja con los arreglos de madera que se ven. Una parte ya se puso en la primera etapa, otra se colocará en la segunda. La parroquia tuvo que resolver los problemas con el techo, filtraciones, eléctricos, mantenimientos, remodelación de la sacristía, pintura, habilitar un espacio para un nuevo salón de catequesis. Siguen saliendo reparaciones. Por ello no doy una cifra exacta”.

Para recaudar fondos, la iglesia desarrolló actividades durante el año pasado, entre ellas, ventas de comida, y seguirá haciéndolas en 2019. “Hay personas solidarias que se han acercado a las oficinas para hacer colaboraciones, esperamos que se sigan sumando en este embellecimiento de la casa de Dios”, expresó el padre Delgado.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA