Los niños deben ganar sus regalos

Expertos aseguran que, mediante el esfuerzo, aprenderán el valor de las cosas. Si existen demasiados regalos, los pequeños perderán interés en trabajar para conseguirlos.

14 dic 2018 / 00:01

La Navidad es la festividad favorita de muchos, pero sobre todo de los niños. Es la época en la que los consentidos de la casa reciben muchos presentes y se vive tiempo en familia. Sin embargo, también puede ser la ocasión para prevenir criar niños egoístas y con la ilusión de ser merecedores de todo. Uno de los mejores métodos para evitarlo es que ellos se ganen sus regalos.

Miguel Acosta, psicólogo y exdocente universitario, señala que los pequeños “tienen que aprender que en la vida hay que hacer sacrificios y trabajar por lo que quieren conseguir. Darles regalos gratis a los niños es de alguna manera hacerles creer que las cosas se obtienen sin hacer esfuerzos”.

Con él concuerda la psicóloga Anabelle Arcos, quien señala que “los niños creen que es un derecho de ellos recibir regalos y una obligación de los padres de dárselos”. Pero, recalca que esto no es así, sino que entregar un obsequio es un acto de voluntad, incluso si es entre padres e hijos.

A esto la psicóloga Gloria Bermúdez añade que, en muchas ocasiones, el tamaño o número de obsequios es un reflejo de los padres. Es decir, “el juguete se vuelve el depósito para la tranquilidad de los padres y la compensación de lo que no se le dio al niño durante el año”, en referencia al cada vez más escaso tiempo que los progenitores invierten en los niños.

Otra de las razones para que los padres pretendan atiborrar a los pequeños de presentes es que, durante su niñez vivieron carencias y o quieren que sus descendientes tengan la misma experiencia. No obstante, todos los expertos consultados ratifican que lo idóneo es que los padres elijan los juguetes que se obsequiarán, en base a un conocimiento de lo que su hijo quiere y no al que está de moda. Después de todo y como señala la doctora Arcos “lo que más necesitan los pequeños es tiempo, porque lo que quedará en su memoria son los recuerdos”.

La solución

Un sistema acumulativo

Expertos proponen que se establezca un acuerdo con el niño para que participe en un esquema de reglas así como de puntuación. Por ejemplo, el psicólogo Miguel Acosta sugiere que a los niños se les dé fichas que tengan algún tipo de valor y estas se puedan traducir en que juntando cierto número tengan acceso a recibir un regalo. En cambio la psicóloga clínica Anabelle Arcos ella recomienda que se establezca un calendario y entre los aspectos a considerar estén el comportamiento del pequeño así como su desempeño académico.

Exceso

A más regalos, menos lo valoran

En ocasiones, los niños reciben regalos de múltiples personas. Sin embargo, el exceso de presentes también genera consecuencias negativas como el desinterés, la desvalorización y la falta de sorpresa. Según algunos psicólogos, lo más recomendable es que se entregue un número máximo de 4 a 5 regalos por niño. En el caso de que exista una sobreoferta, la profesional en salud mental y magíster en Terapia Familiar, Gloria Bermúdez, aconseja que sean los padres quienes reciban los obsequios de más y que se los dé manera dosificada a lo largo del año.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA