¿Cerveza antes que vino? El mito de la resaca

Seguro está pensando en que aquello de mezclarlos puede ser una muy mala idea, ¿pero es así?

12 abr 2019 / 15:00

¿Vino o cerveza? Seguro está pensando en que aquello de mezclarlos puede ser una muy mala idea, ¿pero es así?

Hay quienes aconsejan tomar primero el vino, otros dicen que si no quiere tener uno de esos ‘chuchaquis’ que lo tumban, es preferible que empiece por la cerveza. Y están también algunos que recomiendan beber un solo tipo de trago. ¿Y entonces?

Un estudio publicado en la revista American Journal of Clinical Nutrition y desarrollado por investigadores alemanes parece haber dado con la respuesta y derriba todas esas creencias.

“Ni el tipo ni el orden de las bebidas alcohólicas consumidas afectan significativamente a la intensidad de la resaca”, revelaron los resultados del trabajo.

Para llegar a esa conclusión, los investigadores pidieron voluntarios de 19 a 47 años y los dividieron en tres grupos: el primero bebió 1,2 litros de cerveza con un 5 % de alcohol y luego cuatro copas de vino blanco. El segundo ingirió lo mismo, pero en el orden contrario. El tercero escogió solo una de las dos bebidas.

A la semana siguiente, se repitió el experimento, pero los grupos variaron las bebidas. En ambos casos, se midió qué tan intensa era su resaca de acuerdo a su sed, cansancio, dolor de cabeza y niveles de náuseas. Esos síntomas tuvieron la misma intensidad en las dos semanas del seguimiento.

Así que aquello que escuchó no es más que un mito. Eso sí, los investigadores indicaron que se trata más de la cantidad que ingiere que del tipo de trago y también de su resistencia.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA