Emprendiendo por una buena causa

Quito /
22 ago 2016 / 00:00

Quiere mostrar la solidaridad de los ecuatorianos. Es quiteño, de madre ‘guayaca’ y padre francés. Emmanuel Lepoutre tiene 30 años e inició un proyecto que promete revolucionar la manera de encaminar las causas sociales en el país. Hazvaca.com es su propuesta.

El ejemplo lo tomó de un viaje de seis meses por las tierras que vieron nacer a su padre. Entusiasmado cuenta que, en Francia, la comunidad colabora en todos los espacios. Se hacen viajes, compras y fiestas con la participación activa y digital de todos. Así quiere que Ecuador inicie buenas acciones.

Hazvaca.com es una página web donde cualquier ciudadano, con una buena idea, puede subir su propuesta para recaudar donaciones que ayuden a cumplir su meta. Lepoutre y su equipo asesoran al innovador para que llegue a un público ideal para su causa. Cuando el proyecto está listo se muestra en el portal web. Durante un tiempo específico se reciben las donaciones, por métodos de pago seguros y verificados. Todo ese proceso es gratuito. Hazvaca.com cobra por su servicio solo después de que la campaña terminó. No es el objetivo, dijo el emprendedor a EXPRESO, generar recursos sino ayudar a personas que tienen una causa noble que quieren impulsar. Protección Animal Ecuador (PAE), por ejemplo, prepara una plataforma para recaudar fondos que permita equipar un hospital para mascotas. Un padre de familia, en cambio, arma una propuesta para obtener dinero para costear un viaje junto a su hijo, enfermo de cáncer, para una operación.

El terremoto del 16 de abril, sin embargo, es la iniciativa que más proyectos ha generado. Diversos colectivos buscan fondos para ayudar a las víctimas de la tragedia. Desde su lanzamiento, el lunes, hazvaca.com ha publicado tres plataformas de este tipo. Por estos proyectos, Lepoutre no cobra comisión.

Él explicó que todo el proceso es legal y transparente. El crowdfunding es un modelo económico de financiamiento participativo que se utiliza en todo el mundo desde hace diez años. La clave es, dice, la cooperación económica de personas “pertenecientes a una comunidad con intereses comunes que ayudan a financiar iniciativas de otras personas u organizaciones”.

Desde sus inicios, estas estrategias estaban pensadas para proyectos solidarios y culturales, destacó. JMF

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:

A LA CARTA