Cosméticos orgánicos, el secreto para una belleza natural

La batalla por el medio ambiente llegó al campo de la cosmética. Empresas ecuatorianas se suman a la tendencia.

09 may 2019 / 00:00

Hablar de productos orgánicos ya no resulta extraño. Desde alimentos hasta artículos de belleza se suman a la tendencia de cero químicos. Labiales, jabones, y cremas de afeitar ahora tienen su cuota de conciencia ‘verde’ y, a más de reflejar conciencia ambiental, apuntan a un mayor cuidado en la salud.

Marcas internacionales como Alima Pure, Ami Iyök, Senzia o Evolve Beauty son una muestra de la combinación entre naturaleza y cuidado personal certificada. Esta fiebre incluso alcanzó a celebrities como Kourtney Kardashian, la mayor del clan, quien confesó que sus implementos son 100 % naturales. El tema se ha vuelto tan relevante al punto de que marcas orgánicas fueron analizadas para conocer si realmente utilizan productos naturales. Los resultados fueron recopiladas en el Natural Makeup Market y presentan estimaciones hasta 2026.

Apostar por este tipo de cosméticos ataca un problema que ha estado oculto a plena vista: el exceso de químicos. Según el reporte de The Environmental Working Group, tomado como referencia por Vogue España, las mujeres están expuestas a un promedio de 126 químicos día a día. Estos entran en contacto con el organismo por medio de los cosméticos, la comida, los artículos de limpieza y la contaminación.

La conciencia acompaña a los consumidores al momento de realizar compras. Según el reporte de 2018 de la organización Global Wellness Economy Monitor “la economía del bienestar ha crecido a una tasa de casi el doble comparada con el crecimiento económico global”. También se indica que el área del cuidado personal y la belleza significaron 1,082 millones de dólares en el 2017.

La industria nacional también se reinventa

Con el fin de librarse de los síntomas de su alergia, Verónica Parra empezó a buscar diferentes productos para usarlos en su rutina de belleza. Ella necesitaba algo que la hiciera sentir a gusto y que no desencadenara complicaciones con su rinitis. Finalmente se decidió por artículos naturales y, en su caso, específicamente libres de colorantes y fragancias artificiales.

Fue así como, en 2011, nació la idea de Yananti, emprendimiento de cosméticos orgánicos. Según su fundadora Verónica Parra, la alta demanda de productos orgánicos ayudó a que negocios como el suyo crezcan. “Cuando empecé éramos muy pocos, unos diez. Actualmente existen un montón de emprendedores que quieren incursionar en lo natural”, dice.

La oferta es variada. Cremas de todo tipo, filtros solares, desmaquillantes, tónicos faciales, exfoliantes, una línea especial para hombre y la lista continúa, la prioridad es que las materias primas utilizadas sean libres de sustancias artificiales y nocivas para la piel.

Andrés Cordero, gerente de la línea de maquillaje orgánica Lotus Pure Organics, menciona que lo más difícil —en su primer año— ha sido que las personas entiendan la importancia de cuidar y embellecer su piel con productos que la protejan sin agredirla. Aunque la marca es una muestra la industrialización del maquillaje orgánico, Cordero cuenta que se cuidan mucho los detalles en su elaboración, ya que “su fabricación implica no utilizar parabenos, petroquímicos, sulfatos, fragancias ni pigmentos sintéticos que pueden causar reacciones alérgicas cutáneas”.

Antioxidantes, que previenen la oxidación celular, vitaminas, te negro, proteína de arroz y manteca de karité son algunos de los ingredientes utilizados para crear este tipo de maquillaje.

Ambos empresarios coinciden en que el mercado se ha mostrado dispuesto a darle una oportunidad a este tipo de productos, que además ayudan al medio ambiente. Desde pequeños emprendimientos hasta empresas que brindan la opción de comercializar sus productos orgánicos, están disponibles para quienes quieren dar un cuidado especial a su piel.

Ante estas referencias, la cosmetóloga Estefania Vilela mostró estar del lado de lo natural. La experta señala que existe un beneficio real, específicamente para las personas que sufren de alergias. “Si los recomendaría para las personas que sufren de rosácea y pieles atópicas”, mencionó, apuntando que esto se debe al uso de aceites esenciales.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA