El insoportable mundo de los cólicos

Hay algunas enfermedades que generan dolores casi comparables con el del parto o con el de un infarto.

18 jun 2019 / 00:01

¿Cuál diría usted que es el cólico más insoportable de todos? Están los que piensan que no existe nada peor que el que se produce como consecuencia de un cálculo en los riñones, pero hay también quienes aseguran que el menstrual se ubica en el top de los insoportables.

Los cólicos aparecen en cualquier momento, incluso desde que nacemos y por eso escuchamos muchos de esos llantos en los bebés que parecen no calmar con nada. Con los años, se presentan por diversos motivos. A veces por algo que comemos, por una enfermedad que sufrimos o por una consecuencia hormonal.

Incluso, hay algunos que se confunden con otros males. Por ejemplo, cuando existen cálculos en los riñones, llega a sentirse un dolor que se irradia a la espalda y que hace pensar que se trata de un problema de columna.

¿Pero por qué a unas personas experimentan estos cólicos con más fuerza que otras? Por lo que se conoce como el umbral del dolor.

Los médicos aseguran que para muchos investigadores un cólico renal no tiene comparación en el rango de los más intensos. Un estudio de la University College de Londres, en cambio, se centró en que el se produce en un gran porcentaje de mujeres durante la menstruación. Reveló que es posible que se sienta con la misma fuerza que cuando se sufre de un infarto y agregó que llega a ser subestimado porque los hombres no logran ni imaginar lo que llegan a sentir las mujeres en esos días.

Los especialistas consultados por este Diario dicen que es necesario prestar atención a estas molestias. Advierten que pueden ser señales de alarma, una alerta de que se necesita más allá que un tratamiento analgésico simple. Puede requerirse de algo más fuerte o de una cirugía.

EXPRESO hace un recorrido por los cólicos más comunes, por la forma en que se manifiestan y por la importancia que se debe presentar a estas dolencias si queremos evitar que se vuelvan graves.

Curiosidades sobre el dolor

Lo que incide

Las condiciones psicológicas, como la ansiedad o la depresión, pueden influir en la intensidad del dolor. Mientras peor nos sintamos anímicamente, más nos dolerá.

El umbral

Dos personas pueden tener la misma lesión, pero para una esa molestia llega a ser tolerable, mientras que para la otra resulta insoportable. Es lo que se conoce como el umbral del dolor y en cada persona esa sensación es distinta.

Los efectos

Hay personas que cuando experimentan este síntoma presentan también angustia, náuseas y no pueden contener las lágrimas.

¿Hay placer?

Están quienes le huyen al dolor y otros que lo buscan, como en el caso de los sadomasoquistas. Para ellos, es una experiencia que está vinculada con el placer.

Los géneros

Los estudios no se ponen de acuerdo sobre si los hombres o las mujeres sienten más dolor. Pero sí dicen que los genes influyen, además de otros factores como la religión y la parte cultural.

Los tipos

Hay leve, moderado y el severo. Este último interfiere con el descanso.

RENAL

Es un dolor que se presenta a nivel de los riñones o en las vías urinarias y que es provocado por la obstrucción en esta zona, debido a una piedra o cálculo. Como esto impide el paso normal de la orina, se producen molestias que son intensas.

MENSTRUAL

Hay mujeres que experimentan cólicos antes y durante la menstruación. En algunos casos incluso este dolor repercute en sus actividades diarias. Se los conoce como calambres menstruales y cuando no se deben a una enfermedad, disminuyen con la edad.

ESTOMACAL

Es uno de los más frecuentes y ocurre cuando los músculos que componen los órganos digestivos comienzan a contraerse, lo que se siente como una especie de espasmo. Se debe a una acumulación de gases, que puede generarse por el consumo de ciertos alimentos.

BILIAR

Cuando la persona padece de colelitiasis (uno o varios cálculos en la vesícula) puede producirse un dolor severo, aunque en muchos casos no se manifiestan síntomas. La molestia aparece en el cuadrante superior derecho del abdomen. A veces esta irradia a la espalda o al brazo.

DEL LACTANTE

Es común en los primeros meses de vida del bebé. Aparece entre la tercera y sexta semana de nacidos y casi el 40 % lo padece. No se conoce con exactitud la causa. Puede ser por intolerancia a la leche de fórmula que consume o por un cambio en la dieta de la madre.

Carlos Mawyin, clínico intensivista

El más intenso es el renal

Quizás el dolor más intenso o más agudo de todos es el renal, que generalmente está ocasionado por la presencia de un cálculo en el conducto que drena la orina desde el riñón hasta la vejiga. Se produce cuando ese cálculo se desprende y durante el trayecto va irritando al uréter y causando inflamación y contractura. Este dolor puede ser comparable con el del parto. Y aunque el cólico biliar (de vesícula) es de menor intensidad que el renal, puede ser más peligroso porque si hay obstrucción del conducto de drenaje, se produce una emergencia, lo que llega a ameritar de un abordaje quirúrgico.

Ignacio Hanna, médico cirujano

Hay una escala del 1 al 10

Existe una escala que nos permite identificar el nivel del dolor y esta va del 1 al 10. Hay pacientes que llegan gritando o llorando y algunos hasta se descontrolan. Pero tuve también el caso de una señora que vino a consulta porque tenía la presión alta y no le bajaba con nada. Al revisarla, encontré una especie de pelota enorme. Era un riñón gigantesco, pero ella nunca sintió ese cólico que surge por un cálculo renal. Le hicimos un eco y notamos algo más. Su vesícula estaba llena de cálculos y el colédoco, que es el conducto, también los tenía. Eso tampoco le generó dolor. La forma que tenía su cuerpo de manifestarse era con la presión alta.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA