Cara o sello: Ganar o perder con las cibermonedas

Se estima que en el mundo hay unas 1.200 cibermonedas, con una inversión de 615.000 millones de dólares. En el mundo unas 36 negociadoras de cibermonedas han cerrado, la última por un ataque informático.

25 dic 2017 / 00:00

En todo el mundo existen unas 1.200 cibermonedas, cuya capitalización bursátil es de unos 615.000 millones de dólares. No obstante, las 15 monedas más importantes aglutinan casi el 90 % de la capitalización de este tipo de activos. Entre todas ellas, bitcoin es la más importante, con una cuota de mercado de casi el 45 %, seguida a mucha distancia por ethereum, cuya participación es del 13 %.

La cibermoneda es una tendencia, pero en el mundo se encienden alarmas sobre las inversiones en las cibermonedas como el bitcoin. El bitcoin cayó más de un 10 % el miércoles a un mínimo de una semana de 15.800 dólares en el mercado de criptomonedas Bitstamp, perdiendo casi la quinta parte de su valor desde un máximo de hace tres días.

La moneda digital lleva bajando desde que alcanzó un máximo de 19.666 dólares el domingo, cuando el gigante CME Group lanzó un mercado de futuros de bitcoin, una semana después de que su rival Cboe Global Markets creó el primer mercado para derivados de la criptomoneda. El viernes se cotizó a $ 11.795 y el sábado a $ 12.548.

El vicepresidente de la Comisión Europea para el euro, Valdis Dombrovskis, advirtió de los “riesgos” de las monedas virtuales y en particular al bitcoin e indicó que el Ejecutivo comunitario ha solicitado a las agencias de supervisión financiera de la UE abordar la cuestión de forma “urgente”.

Dombrovskis afirmó a la agencia de noticias EFE que “hay claros riesgos para inversores y consumidores” asociados a la volatilidad de precios, incluyendo “el riesgo de pérdida completa de la inversión, fallos operativos y de seguridad, manipulación del mercado y lagunas de responsabilidad”.

Insistió también en que el valor del bitcoin no está garantizado por ningún país o emisor, sino que se determina únicamente en base a la oferta y la demanda, por lo que señaló que “los inversores deberían darse cuenta de que puede caer en cualquier momento”.

La Autoridad Monetaria de Singapur dijo en un comunicado oficial que le preocupa que “miembros del público puedan verse atraídos para invertir en criptomonedas, como el bitcoin, debido a las recientes escaladas de sus valorizaciones”.

El Banco Central de Dinamarca dijo que las inversiones en bitcoins eran “mortales” y advirtió al público de mantenerse alejado. También dijo que los potenciales inversores no deberían quejarse con los reguladores financieros si resultan perjudicados, según la agencia de noticias Reuters.

En el caso de Ecuador, su Banco Central no reconoce al bitcoin como medio de pago autorizado para su uso en el país. Sin embargo, en portales como Mercado Libre hay anuncios de compra y venta de bitcoins en las principales ciudades de Ecuador.

Incluso hay grupo de pirámides. En junio de este año la Policía Judicial del Azuay desarticuló una organización financiera que supuestamente se dedicaba a la captación ilegal del dinero, en Cuenca y Santa Isabel. Se trata de MT Coin Banco del Futuro que, según la policía, invitaba a los usuarios a comprar bitcoins y así los ingresaba en un sistema piramidal.

El desconocimiento sobre el funcionamiento y la falta de regulación, son dos de las debilidades del sistema. Para el asesor económico Juan Carlos Jácome esto hace que estos mercados sean vulnerables respecto de inducciones artificiales en sus retornos y por ende, de su explosividad en precios, derivando en burbujas indeseables para toda actividad.

Por lo tanto, hay un alto riesgo en la inversión en cibermonedas.

La pirámide hace rica a una sola persona

Uno de los problemas del bitcoin es su escasa liquidez, advierte el economista y experto en seguro y banca, Sergio Torassa. Explica que en la práctica, para un particular, convertir cantidades superiores equivalentes a $ 50.000 - $ 100.000 no es ni rápido, ni sencillo. Para solventar este inconveniente, algunas personas comenzaron a publicitar su interés por vender sus cibermonedas fuera de las bolsas, en las redes sociales. Bien pronto esta práctica subió, en algunos países, un “peldaño”, apareciendo organizaciones que sistematizaron la búsqueda de nuevos inversores, a través de redes piramidales de “asesores”.

Unos beneficios extraordinarios y fáciles son los principales argumentos de captación de dinero nuevo (revalorización del 1.600 % en poco tiempo). Además, la llegada masiva de especuladores, con poco o nulo conocimiento sobre cibermonedas, podría hacer que el bitcoin siga subiendo con fuerza.

Las pirámides financieras nunca acaban bien. Su inventor fue el inmigrante de origen italiano Carlo Ponzi (1882-1949), quien en 1919 arruinó a 20.000 personas en EE. UU. Ponzi se hizo millonario devolviéndole a algunos clientes el doble de lo invertido en solo 90 días; eso sí, pagaba con el dinero de otros miles de clientes a los que nunca devolvió nada. En ese sistema, los últimos que llegan son los que están condenados a perder todos sus ahorros.

El inconveniente es querer ser rico en un día

Para Steeve Riaño, consultor empresarial, es muy importante aclarar que en el mundo de las inversiones nada es seguro, más bien se habla de porcentaje de riesgo, la mayoría de las personas que todavía no tienen experiencia en inversiones preguntan si es seguro hacer o no una inversión, cuando lo que deberían consultar es el nivel de riesgo, todas las inversiones inclusive la de los bienes raíces tienen un nivel riesgo.

En el caso de las criptomonedas, las inversiones tienen un nivel de riesgo conforme a la capacidad, al entrenamiento y al conocimiento que tenga quien lo hace, normalmente una persona mal informada cree que las criptomonedas son una manera de hacerse rico de la noche a la mañana, terminan perdiendo no por las criptomonedas en sí, si no por la decisiones que toma, las inversiones que tiene.

Si se está buscando una inversión como ahorro a largo plazo el mundo de las criptomonedas que nace en el 2009 ha demostrado que como inversión a largo plazo su nivel de riesgo es demasiado bajo, casi nulo, dado que todas tienden a subir su valor frente a las monedas fiduciarias.

Explica a Diario EXPRESO que el valor de una cibermoneda sube o baja al igual que las monedas fiduciarias o Fiat, y ello depende de la confianza que ponen los usuarios en dicha moneda.

Al preguntarle quién guarda el dinero que se invierte en cibernoneda dijo que lo guarda el usuario que la vende.

Para Riaño es fundamental adquirir conocimiento detallado de cómo funciona la cibermoneda, antes de hacer la inversión.

En Ecuador se usa el bitcoin y se puede pagar servicios dentales en Plusoral.

Sergio Torassa: “Han cerrado 36 operadores”

El socio de Diagnóstico & Soluciones, consultora especializada en banca y seguros con sede en España y profesor de IDE Business School explica a Diario EXPRESO los riesgos que hay al invertir en cibermonedas.

-¿Quién resguarda los dólares que se cambian por bitcoin?

- Las transacciones son anónimas, sin intervención de banco alguno. Al contrario de lo que sucede con las divisas tradicionales, no es necesario revelar la identidad de quienes operan con ellas, por lo que la privacidad es total.

-¿Cómo funciona?

La negociación se realiza persona a persona, por internet, mediante un software especial que los usuarios han debido descargarse. Este software conecta a la red descentralizada de usuarios de bitcoin y les genera un par de claves únicas unidas matemáticamente, que necesitará cada parte para intercambiar bitcoins con cualquier otro cliente. Una clave privada se mantiene oculta en su ordenador. La otra es pública y una versión de ella, denominada dirección bitcoin, se facilita a otras personas para que puedan enviarle bitcoins. Otros usuarios de la red validan y publican las transacciones mediante un “sistema de claves criptográficas públicas” que confirma que no existe doble imputación, ni actividad fraudulenta. Todo ello implica que en la operativa con bitcoins las partes asumen significativos riesgos de crédito. En ausencia de una cámara de compensación centralizada, el riesgo de contraparte es una preocupación muy legítima.

-¿Cuántos sitios de negociación de cibermonedas han cerrado?

Más de 36 sitios de negociación de cibermonedas han cerrado hasta la fecha. Uno de los fiascos más importantes fue el de Mt. Gox. Esta firma, con sede en Tokio, procesaba en su momento el 70 % de las transacciones de bitcoins a nivel mundial. De forma sorpresiva, en febrero de 2014, dejó de operar, cerró su sitio web y se declaró en bancarrota. En el proceso, Mt. Gox anunció que casi 850.000 bitcoins de clientes, valorados en $ 450 millones en ese momento (alrededor de $ 14.000 millones a precios actuales), habían desaparecido.

- ¿Dónde se negocian?

- Se han creado bolsas donde comprarlas y venderlas, usando cuentas bancarias tradicionales. La plataforma de negociación de cibermonedas más grande del mundo es Bitfinex, una subsidiaria del grupo financiero iFinex (de Hong Kong), que fue fundada en 2012. La segunda bolsa por importancia es la norteamericana Coinbase, que tiene su sede en San Francisco (California), cuenta con más de 10’000.000 de usuarios y custodia los monederos de cibermonedas de casi 4’700.000 clientes, provenientes de 33 países. Algunas bolsas como GDAX -Global Digital Assets Exchange- complementan su oferta comercial con un seguro que cubre las cibermonedas que dejan en custodia sus clientes hasta un máximo de $ 250.000 por titular.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA