Tuti Furlán, una mujer a colores

Vino a Ecuador a dar una conferencia y tuvo un ameno diálogo con revista SEMANA.

15 sep 2019 / 09:00

De poco maquillaje, pero de muchas palabras y sonrisas. Curiosa, inquieta, expresiva, amigable y observadora. Así es María del Rosario Furlán, a quien desde niña su madre, Rosario Urrutia, la llama con un nombre más alegre, dulce y cercano: Tuti.

Para la actriz, conductora de radio y TV, psicóloga, bloguera, instagramer, conferencista, empresaria y escritora, servir es su llamado y Rosario ha aportado en ello con su ejemplo, a través del servicio social, siendo de utilidad a otros. Por eso Tuti decidió estudiar Psicología, para ayudar a los demás, aunque la actuación la atrapó primero, en el colegio. Posteriormente mantuvo sus dos pasiones a la par, hasta que llegó a los medios de comunicación, logrando conectarse con los guatemaltecos.

Tuti Furlán, una mujer a colores
Junto a Raúl Di Blasio en ‘Un show con Tuti’.

Hoy es una de las 10 mujeres más influyentes de su país, quien no olvida su primer trabajo: venta de ropa de bebés. Confiesa que estaba en bodega etiquetando los productos. No le importaba ser vista, sino servir desde donde le toque. Ese es su lema.

La empresaria surgió por una necesidad: pasar más tiempo con su familia. Por eso creó con su esposo, Carlos Silva, comunicador y mercadólogo, ‘Iniciativa T’, un medio de comunicación multimediático y multitemático, con el que han desarrollado conferencias, un libro, un canal en YouTube, entre otros proyectos. Estos la han llevado a pintar de colores EE. UU., varios países en Latinoamérica, Europa y Asia.

Y es que sus reflexiones cortas y simples de la vida aplican para todo. Un ejemplo es el video ‘Cuando te cambian el plan’, que enseña el plan ‘I’, el interno: dejar de reclamar por lo que no fue y tratar de estar en paz con lo que toca, y lo que venga tratar de disfrutarlo con paciencia y colaboración. O ‘Los desastres del ego’, en el que relata que fue ‘víctima’ de Ricardo Arjona, quien organizó un concierto benéfico en el cual Tuti fue parte de la conducción junto a otros artistas internacionales. Al final el cantautor agradeció a cada uno de los participantes... menos a ella. Esa vivencia le sirvió para hablar de las inseguridades (lo hice mal, no me nombró porque soy la local). “Nos acostumbramos a sentirnos valiosos porque el de afuera nos lo dice, y cuando no lo hace se destapan las inseguridades y, como no sabemos manejarlas, las proyectamos en el otro... Creemos que no nos valora, pero seguro él tuvo sus razones: se olvidó, no me vio. No debo juzgarlo porque a mí me ha pasado, no es personal. Fue un ejercicio de honestidad, de soltar juicios y reconocer que estaba frente a mis inseguridades, por lo que cuestioné cada pensamiento que aparecía y veía lo lindo que es dar a través de lo que me gusta y recordar lo que una vez dijo Eleanor Roosevelt: Nadie puede hacerte sentir inferior sin tu consentimiento. Gracias, Ricardo, porque a través de ti hallé un poco más de mí”.

Correo y WhatsApp para servir

En Instagram y Facebook no contesta internamente, no alcanza a responder a todos, mas hace el esfuerzo de leer la mayor cantidad de mensajes. Sin embargo, en sus redes publica su e-mail, info@iniciativat.com, y número de WhatsApp, + (502)47056279, para quienes quieran contactarla. Ella contesta los mensajes más complicados, pero quien administra estas vías de comunicación se encarga de los saludos. Tanto hombres como mujeres le escriben y por lo general le consultan sobre relaciones tóxicas, asuntos de decisiones y miedos. El WhatsApp lo maneja individualmente y no comparte los teléfonos.

¿Qué la pone gris?

Ella misma, reconoce a carcajadas. “Dejo de echarle la culpa al día, a los políticos, etc. Soy yo la que se hace bolas, se frustra y se mete en un drama interno. Lo provoco yo a partir de una situación que tal vez no concuerda con mi pensamiento. Eso me regresa a mí y me da la oportunidad de revisar qué puedo hacer yo. Trabajo para toda la vida”.

También fue a terapias

Aconseja ir por lo menos una vez en la vida a un experto en salud mental. No hay que estar loco o tener problemas. “Cuando tienes esta experiencia descubres mucho de ti. Te confronta, te desahoga, es una opción para no sentirte acorralado, entender que no estás solo, dejar de creer que no hay solución y que no podrás seguir. Ellos te escuchan y acompañan en el proceso de descubrir cuál es el camino para salir de donde estás. Tuve dos años de psicoterapia con un psiquiatra. No porque necesitaba medicamento, sino porque un amigo me recomendó a ese especialista. Me ayudó a soltar relaciones tóxicas, hallarme a mí misma y empoderarme”.

El humor, su fórmula

Recurre a él porque asegura que se asimila más cuando el cerebro está de buen humor, en comparación a cuando está enojado, aburrido o triste, pero si está gozoso es receptivo. También lo usa porque es parte de su personalidad. Con risas y mensajes acompaña a sus amigos (no le gusta llamarlos fans), compartiendo lo que vive y aprende, le toque lo que le toque, pero con una ‘colorida’ sonrisa.

Tuti Furlán, una mujer a colores
Con su esposo y sus hijas Fernanda (11 años) y Belén (9).

Personal

- Se graduó como psicóloga clínica en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala.

- Fue locutora de los programas radiales ‘A todo dar’ y ‘Entre amigas’. Fue presentadora de ‘Viva la mañana’ y del talk show ‘Un show con Tuti’.

- Publicó el libro ‘Vivir a colores’.

- Admira a Oprah Winfrey, Ellen DeGeneres y a la escritora Katie Byron.

- Recibió el premio Medalla de la Paz 2018 en Guatemala, por contribuir en la cultura de paz nacional.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA