La quinua, el grano de oro

Suelen denominarla así porque sus valiosas propiedades son aprovechadas en el campo de la nutrición, gastronomía y farmacología.

16 jun 2019 / 09:00

La industria farmacológica emplea un extracto de ella que acelera el proceso de la cicatrización de heridas. La cosmética también la usa en maquillaje y champús.

Por su textura y sabor se destaca en platos tipo gourmet y tradicionales. Es más, podría ser un gran reemplazo del arroz, pero este último tiene más seguidores, al menos en Ecuador, país cuya región andina cultiva la mayor cantidad de quinua, pues las condiciones climáticas y agroecológicas crean un medio perfecto para su crecimiento y producción.

“Por lo general nos dejamos llevar por las dietas que están ‘de moda’ o los alimentos ‘mágicos’ que el marketing se encarga de vendernos como consumidores finales, pero todo lo saludable lo encontramos en el equilibrio de varios componentes y no en un solo ingrediente”, explica Noelia Vega, licenciada en Nutrición, Dietética y Estética, quien reconoce las cualidades nutricionales de este grano y las detalla a continuación.

Composición y beneficios

- Su fibra produce una sensación de saciedad inmediata luego de su consumo.

- Posee 20 aminoácidos y dentro de estos la lisina representa un alto porcentaje. Esta favorece la absorción de calcio y la producción de colágeno.

- Como fuente proteica es superior a la leche de vaca y otras fuentes de origen animal, como la carne y el huevo.

- Su aporte en calcio, magnesio, hierro y zinc es significativo en comparación a cereales como el arroz, soja, maíz y centeno. Los minerales favorecen la regeneración de las microfibrillas musculares tras la actividad física y ayudan en el aumento o mantenimiento de la masa muscular, dependiendo de la intensidad de los ejercicios, por eso este grano es recomendado para deportistas.

- Contiene carbohidratos de bajo impacto en el nivel de glucosa en sangre, por lo que constituye una buena opción al momento de elaborar un plan de alimentación en pacientes con diabetes o con enfermedades cardiovasculares. Asimismo, es una gran alternativa para las personas con enfermedad celíaca y otros trastornos relacionados con el funcionamiento intestinal, debido a la ausencia de gluten.

¿Difícil preparar?

Para nada. Su cocción es similar a la del arroz. Primero hay que lavarla para retirar el recubrimiento, responsable del sabor amargo. Luego se la escurre y traslada a una olla mediana, agregando agua y sal. Una vez que llegó al punto de ebullición, debe taparla reduciendo el fuego a medio-bajo, hasta lograr la absorción completa del agua. En caso de querer darle otra textura, puede tomar una porción de la quinua ya cocida y tostarla en una sartén a fuego lento, sin aceite.

Datos

- La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró su año internacional en 2013.

- Las cuatro variedades más producidas del país son cochasqui, imbaya, ingapirca y las tunkahuán (la más aceptada por su sabor dulce).

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA