Medicina expirada, ¿sí o no?

Chequear la vida útil de los fármacos antes de consumirlos asegura el éxito del tratamiento.

15 abr 2019 / 12:02

Es muy probable que todos (o la mayoría de las personas) tengan dentro de algún cajón de su hogar diversas pastillas o remedios que alguna vez fueron prescritos por el médico, pero que no se terminaron de administrar y ahora yacen olvidados. Si esta escena le resulta familiar es necesario que verifique la fecha de vencimiento de los fármacos porque, si han caducado, ingerirlos puede perjudicar su salud.

La químico-farmacéutica, Tatiana Garcés, explica que debido a que cada laboratorio médico trabaja con distintas sustancias para la creación de sus productos, el tiempo de vida varía. Afirma que algunos tienen un rango corto de consumo permitido luego de su vencimiento (de hasta tres meses), en el que no va a pasar nada si son ingeridos. “Pero por respeto a las normas de calidad y seguridad personal, es preferible no hacerlo porque con solo observar el producto es imposible saber si su composición varió o está en mal estado”, precisa.

En caso de que el paciente decida consumirlos, Garcés explica que es probable que el nivel de eficacia del medicamento haya disminuido y, por ende, no tenga el efecto esperado. También puede ocasionar reacciones adversas como las intoxicaciones (el paciente se puede enronchar, vomitar, etc.) y terminar en el hospital.

No se arriesgue

Garcés motiva a los consumidores a que practiquen el hábito de revisar el estado de las cajas de las medicinas y su fecha de expiración antes de comprarlas.

Según el Reglamento de Control y Funcionamiento de Establecimientos Farmacéuticos publicado en la página web de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), tanto para las empresas públicas como las privadas es obligatorio que retiren de las perchas los fármacos 60 días antes de su fecha de caducidad, para devolverlos posteriormente a los proveedores respectivos. Así se evita la venta de estos medicamentos, lo cual es penado por la ley.

Los usuarios pueden conocer cuál es la vida útil de sus medicinas, los permisos de venta y si son falsificadas o no, visitando la aplicación Arcsa Móvil creada por esta agencia reguladora. Solo deben insertar el número del registro sanitario del producto. En el caso de que incumpla con alguno de los aspectos citados, el cliente puede reportar las irregularidades en la aplicación, para que las autoridades efectúen el correspondiente control sanitario del establecimiento.

Esta información fue tomada del portal web (www-controlsanitario.gob.ec) entidad a la que, a través del departamento de Comunicación de Arcsa, solicitamos una entrevista con algún funcionario, pero hasta el cierre de esta edición no tuvimos respuesta.

Dónde desecharlos

Los medicamentos caducados nunca deben ser arrojados directamente a la basura en su empaque original. Si lo hace, estos se mezclarán con el resto de desechos y terminarán en los campos de procesamiento de basura de su comunidad, con el riesgo de que las personas que manipulan estos desperdicios los recojan y usen ilegalmente.

Sobre este tema, la químico-farmacéutica Daniela Cabrera indica que nadie debería tener fármacos de sobra en su casa, porque “el doctor solamente receta la cantidad de tabletas o remedio justo para determinados días de tratamiento. Si sobran es porque el paciente no cumplió con la prescripción”. Pero si llegase a pasar, la mejor forma de desecharlos es por el inodoro o a través del sistema regular de recolección de residuos.

Reduerde:

Si los bota a la basura es necesario seguir estos pasos:

-Retire los fármacos del envase original.

-Destruya o manche con un marcador la información de las etiquetas de las cajas, blíster o botellas, para que no puedan ser reusados.

-Mezcle las medicina caducadas con otros desperdicios para que sean difíciles de separar. No las triture.

-Ponga todo en un envase con tapa y deséchelo.

Guárdelos correctamente

Al contrario de la costumbre popular, es mejor no guardar los medicamentos en el botiquín del baño. La humedad y calor de la ducha caliente pueden disminuir su eficacia. Tampoco es recomendable tenerlos en espacios dentro o cercanos a la cocina, por las elevadas temperaturas. Lo ideal es tener el botiquín en un área elevada y seca. Que sea de fácil acceso para los adultos, pero no para los niños. Etiquetar las medicinas con su función principal, la fecha de expiración y la dosis recomendada por el especialista, lo ayudará a identificar con más facilidad cuándo y cómo ingerirlas.

Estudio

Una investigación hecha por la revista médica Journal of Clinical Pharmacology determinó, después de analizar un grupo variado de medicinas luego de su fecha de caducidad, que el 88 % de ellas funcionaba aun luego de un año, mientras que el 12 % había perdido efectividad. Pero ya que este rango de tiempo no es estable porque las composiciones cambian entre cada fármaco y la utilidad se ve afectada según como son almacenados, los investigadores concluyeron que es mejor no usar medicinas caducadas, para así evitar riesgos.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA