Los beneficios de usar juguetes sexuales

Estos objetos endulzan el ambiente en la intimidad y algunos de ellos, incluso, tienen un impacto positivo en la salud.

30 ene 2019 / 16:36

Carlos, de 44 años y Patricia, de 40, están casados desde hace 16 veranos, pero hace dos le dieron la bienvenida a un nuevo integrante dentro de su intimidad: un pequeño vibrador color rosa.

Durante los días de la jornada laboral, permanece guardado en la cajonera de Patricia, pero los sábados en la noche cuando se quedan en casa y los niños duermen, ocasionalmente los acompaña durante lo que ellos llaman ‘la previa’.

Ellos son dos de las tantas personas que han hecho caso omiso a los prejuicios y han abierto las puertas de su intimidad a los juguetes sexuales o ‘para adultos’.

Beatriz Espina, máster en Orientación de la Conducta y Sexología y diplomada en autoestima, dice que terapéuticamente son 100 % beneficiosos utilizados de forma individual, porque permiten a las personas conocer mejor sus cuerpos e identificar cuáles son las zonas erógenas.

Y en pareja, añade, el juguete otorga técnicas para evitar la rutina y tener variantes en la relación sexual. Para incorporarlo, “ambos deben estar de acuerdo y tener amplitud mental, madurez e inteligencia para que no afecte el concepto de la intimidad”, recalca.

“Tengo ganas de jugar contigo porque me gustas” es la frase con la que Patricia le propuso a Carlos por primera vez incluir en sus encuentros sexuales uno de estos, y es precisamente la forma en que Espina recomienda sugerirlo a la pareja para que no se sienta incómoda.

A criterio del psicólogo y sexólogo Rodolfo Rodríguez, vicepresidente de la Sociedad Ecuatoriana de Sexología y Educación Sexual, el hombre latinoamericano “tiene una visión machista y cuando la mujer le habla sobre estos objetos se siente amenazado y piensa que lo está reemplazando. Lo ideal es que cada vez exista mayor apertura sobre el tema”, indica.

Si se anima a usarlos, entre los juguetes tradicionales destacan los vibradores, dildos, anillos, succionadores de clítoris, bolas chinas, lubricantes, prótesis, extensiones y bombas de aire para el pene.

Espina menciona otros artículos como aceites, antifaces, esposas y vendas, útiles para revivir la conexión entre la pareja y dar rienda suelta a la fantasía, imaginación y creatividad.

Los beneficios de usar juguetes sexuales

Bolas chinas: fortalecen la pelvis

¿Imaginó alguna vez que después de visitar a su ginecólogo o urólogo de confianza, saldría dispuesto a comprar un juguete sexual?

La realidad es que estos artículos médicamente también son bienvenidos. Así lo explica la ginecóloga Jessica Chang. Por ejemplo, las bolas chinas son perfectas para fortalecer los músculos del área vaginal, pues al introducirlas y mantenerlas allí por varios minutos, harán que se den contracciones de manera rítmica y repetida en el piso pélvico. “Van bien para las mujeres que han tenido partos naturales y las mayores de 45 años, pues con el paso de los años esos músculos pierden su tonicidad”, explica.

En general, los juguetes sexuales se prescriben a pacientes que deseen descubrir e incentivar su potencial sexual, o a quienes nunca han sentido un orgasmo ni han sido complacidos en la intimidad. Estos casos, si se convierten en patológicos, deben ser tratados en conjunto con el sexólogo o psicólogo.

César Merino, urólogo sexólogo, recomienda el uso de prótesis peneanas a los hombres con dificultades para tener erecciones, debido a una discapacidad (o no), y para prevenir la disfunción eréctil y flacidez.

Las bombas de aire para el pene, gracias a la vasodilatación que generan, lo ejercitan y este aumenta de tamaño, un efecto que solo dura 30 minutos aproximadamente, enfatiza el médico. Sugiere que antes de usar cualquier elemento en los genitales, se conozca su uso correcto.

Cuidado: No es aconsejable, prosigue el experto, introducir frutas, verduras u otros objetos en las partes íntimas, pues “son elementos de alto riesgo que pueden lastimar la piel, producir hongos y hasta causar infecciones vaginales o en las vías urinarias”.

Aseo: Los objetos son de uso personal o de la pareja. El doctor Merino explica que antes y después de utilizarlos hay que lavarlos con agua y jabón neutro, secarlos al ambiente y finalmente desinfectarlos con bicarbonato o vinagre de manzana.

Juguetería para adultos

En el norte, centro y sur de Guayaquil existen varios ‘sex shops’ ubicados estratégicamente para la comodidad de los clientes, pero también bajo la mirada juzgadora de algunas personas. Todos juntos ofrecen más de cien opciones y su objetivo es que este nicho deje de ser visto con exclusión.

Unos de ellos es un emprendimiento que funciona en Urdesa desde hace dos años y medio y cuyos propietarios son los novios Gaby y Eduardo. “El sexo es natural. Todos lo hacen o lo quieren hacer y por eso, queremos que los juguetes no sean un mito y dejen de estar escondidos”, recalca Gaby.

Jean Pierre Figueroa, integrante de otra empresa y con 17 años de trayectoria en el negocio, con total tranquilidad y demostrando experiencia en el tema explica que los juguetes están elaborados de materiales como látex, silicón tradicional, goma, silicona quirúrgica, caucho, acrílico, vidrio, madera y metal.

¿Sabía qué...?

-Los hombres y las mujeres los compran en cantidades iguales.

-Febrero y diciembre son los meses en los que más se venden estos artículos.

-Los de goma y silicón tradicional son los que más cautivan a los clientes, especialmente el de silicona quirúrgica, pues su textura es muy similar a la piel y es apta para personas alérgicas.

-100 personas compran a la semana, en promedio.

-Los dildos (simulador del pene) y lubricantes son los de mayor demanda.

-La tecnología los ha modernizado. Algunos ya no necesitan de pilas, se cargan con cables usb, son a prueba de agua, pueden manejarse a través de un control remoto e incluso, desde una app del celular.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA