Aglae y Gloria Febres-Cordero: hermanas con almas artísticas

Su eterna fusión demuestra cómo el ballet y el flamenco se complementan a la perfección.

06 sep 2018 / 12:35

Al llegar a su primera clase de ballet, entre paredes recubiertas totalmente de espejos, con sus nuevos zapatos de punta y trajes de malla, las pequeñas Aglae y Gloria (de 8 y 4 años) jamás se imaginaron que desde ese momento sus vidas permanecerían conectadas completamente al baile.

Fue su madre, Aglae Carló, quien las encaminó en el aprendizaje de este arte que las enamoró en la niñez y que se consolidó con el tiempo.

Hoy, después de más de 30 años de trayectoria y numerosas coreografías sobre las tablas, las experimentadas hermanas Febres-Cordero son propietarias de la escuela de danza Eptea. Allí han transmitido a más de mil alumnos sus conocimientos sobre el ballet y flamenco, pero sobre todo les han enseñado a amar y valorar este arte que corre por sus venas con la misma intensidad del primer día.

Aglae y Gloria Febres-Cordero: hermanas con almas artísticas

Personal (Aglae Febres-Cordero)

- Tiene 38 años.

- Licenciada en Danza Clásica.

- Máster de Ballet graduada en Cuba.

- Máster en Danza y Artes del Movimiento en España.

- Encargada de la gestión de actividades en Eptea.

- Docente de Yoga en la Espol.

El ímpetu del ballet

Desde que Aglae recuerda, la danza siempre ha estado junto a ella y nunca ha pensado en dejarla. “Yo estoy convencida de que el ballet es mi camino para toda la vida”, expresa con seguridad, al tiempo que relata que en sus inicios uno de los momentos más inspiradores de su carrera fue cuando, siendo aún estudiante de primaria, participó en un vacacional junto a bailarinas profesionales. Recuerda sus primeras presentaciones de la adolescencia en el ballet del Teatro Centro de Arte, así como su inalterable decisión de viajar a Cuba para estudiar y graduarse como profesora de ballet clásico.

De su faceta como profesora en Eptea, destaca el trabajo desplegado con los estudiantes, a quienes los ha formado no solo como bailarines integrales, sino como personas capaces de involucrarse en la producción, arreglos técnicos y la escenografía.

En 2016, después del show de clausura junto a un grupo masculino de bailarines, Aglae decidió cerrar un ciclo para emprender otros proyectos. Transformó su área de enseñanza de ballet para impartir yoga, actividad que asegura está vinculada a lo que siempre ha hecho, pues “es esencial tener conciencia del cuerpo, al igual que en el ballet”.

Revela que próximamente retomará su docencia en el ballet, anticipando que cuando vuelva sorprenderá a todos en escena al enfocarse principalmente en transmitir la importancia de la responsabilidad social y sensibilización hacia el arte.

“La danza es una herramienta de vida que te autorregula para conocerte mejor”.

Aglae y Gloria Febres-Cordero: hermanas con almas artísticas

Personal (Gloria Febres-Cordero)

- Tiene 35 años.

- Directora y docente de Eptea.

-Especialista en Gestión de Cultura y Políticas Culturales.

-Máster en Danza y Artes de Movimiento.

-Docente de Danza y coordinadora de Arte y Cultura de la Espol.

El poder de las castañuelas

Aunque practicar ballet, en sus inicios junto a su hermana, fue su base artística, a los 16 años Gloria comenzó a conocer sobre la danza española, cautivándola por completo. Ahora cada vez que está a punto de interpretar una pieza, su sonrisa y rostro amable dan paso a una mirada fuerte y profunda, característica del flamenco.

Durante su carrera, la artista no solo ha demostrado interés por el baile, pues en su adolescencia también estuvo involucrada en el teatro, canto y piano, demostrando que el arte es realmente parte de su esencia.

Una pasión que no sabe de impedimentos ni restricciones. Recuerda que a los 24 años, mientras aún estaba en proceso de recuperación por una lesión sufrida, viajó a Madrid para estudiar por dos meses en la Escuela de Flamenco Amor de Dios.

Su tono de voz cambia cuando habla de su hija Natasha Arellano, de 17 años. Expresa con orgullo que desde los dos años la pequeña comenzó a presentarse en shows artísticos y que ahora también es bailarina de ballet y flamenco y estudia piano.

Al preguntarle qué es la danza, Gloria responde que definitivamente es un estilo de vida. En ella también destaca su desempeño como coreógrafa, maestra o siendo parte de proyectos artísticos enfocados en la ayuda social.

La artista recalca que desde la creación de Eptea en el 2002, junto a su hermana se dedican a elaborar proyectos de carácter social con el objetivo de otorgar becas a chicos de escasos recursos económicos que deseen involucrarse en la danza.

En el 2008 crearon la escuela para ‘partners’ masculinos, en la que varios niños con aptitudes artísticas recibieron becas de estudio completas por ocho años.

“Si desean involucrarse en el arte, crean en ustedes mismos”.

Créditos. Fotos:Gerardo Menoscal Producción: Gianella Muñoz. Maquillaje de Aglae: Roxanna Aguilar. IG: @makeupbyroxannaaguilar. Maquillaje de Gloria: Gianella Sagñay. IG: @gia.makeup Peinado: Gisella Bardi. IG: @gisellabardi

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA