El hogar del manglar

Si ama las aves, el silencio y lo verde, anímese a navegar por un laberinto de islas, donde el ecoturismo es una aventura espiritual.

08 feb 2019 / 19:05

En la costa norte de Perú, en la provincia de Zarumilla, se levanta un templo natural, en el cual los cánticos de las aves agradecen a Dios por el paraíso que les ha otorgado.

Hablamos del Santuario Nacional Los Manglares de Tumbes, un área protegida por el Estado desde 1988, la cual reúne en sus 2.972 hectáreas la mayor extensión de manglar del país. Un refugio de diversidad biológica que se ha convertido en centro de investigaciones científicas y atractivo para el ecoturismo.

Para ingresar debe comprar su boleto en la caseta de guardaparques, en Puerto 25. Como extranjero pagará 8,96 dólares (30 soles). Luego le espera una corta caminata sobre el crujir de un sendero natural, formado por restos de conchas.

Ya en el puerto puede elegir entre dos rutas. La primera es la tradicional, que se hace a canoa y remo, es la más corta porque sale de Puerto 25, se surcan dos esteros, un canal y se regresa al punto inicial. En este recorrido puede observar aves residentes, experimentar un turismo vivencial y ver en acción a los recolectores de conchas negras, langostinos y cangrejos.

La segunda opción es más extensa. Se lleva a cabo en bote con motor y se cruza el canal internacional, límite con Ecuador, hasta llegar a Punta Capones, playa en la que puede bañarse, hacer pesca deportiva y llevar las delicias del mar a su paladar. Para ello debe contratar los servicios de los extractores de las especies.

Sin embargo, antes de llegar al balneario usted verá a lo lejos líneas negras trazadas en el cielo (similares a los extintos signos taquigráficos). Son un sinnúmero de pájaros revoloteando en su isla. Cada uno ‘canta’ en su propio registro y tiempo.

Muy cerca hay un pequeño islote, donde patos y flamencos prácticamente hacen fila para alimentarse.

Es imposible no ver las ‘telarañas gigantes’ que se forman en el manglar. Los árboles de este bosque acuático presentan ramas y raíces de más de cuatro metros, las mismas que pueden alcanzar los 15 metros de altura, pero esto no significa que crecen, sino que la marea baja y sube.

Un espectáculo natural para los amantes de la naturaleza, quienes en el paseo en lancha no solo son salpicados por el mar, sino también por las ganas de querer callar y en el silencio meditar o levantar una plegaria... Ahora se entiende el porqué de su nombre.

Datos

- Ir de Ecuador a Tumbes, desde Guayaquil, le toma en auto cuatro horas y media. Y de Tumbes a Zarumilla, 25 minutos. El paseo en lancha puede durar dos o tres horas, pero depende del tiempo del visitante.

- El clima es subtropical, con temperaturas entre los 18 y 30 grados Celsius.

- Se recomienda llevar ropa cómoda, zapatos deportivos, gorra, repelente, gafas, bloqueador solar, termo con agua y binoculares.

- El último domingo de cada mes la entrada es gratis. Si busca hospedarse, hágalo en Tumbes. Hay hoteles para todo bolsillo.

El hogar del manglar
Foto: Romina Almeida Delgado.

Especies en cifra

- 148 tipos de aves, 19 endémicas de Tumbes (la gallina del mangle, el ibis blanco, por ejemplo).

- 10 clases de mamíferos (el mapache cangrejero, la nutria del noroeste, entre otros).

- 105 variedades de peces y otras 40 lo visitan.

- 33 caracoles, 34 crustáceos y 9 reptiles.

- 5 tipos de manglar.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA