Diamantes elaborados con cenizas humanas

Del polvo de un ser querido se elaboran estas valiosas y delicadas joyas. Pueden costar hasta $20.214.

17 jun 2019 / 18:38

Una funeraria en México ofrece recordar a un ser querido de una forma sumamente inusual, convirtiendo las cenizas en un preciado y valioso diamante. Para elaborarlos se requiere de 100 gramos del polvo obtenido de la exhumación, ya sea antiguo o reciente. Y en máximo 4 meses se lo entregan.

La funeraria, que ofrece el servicio a través de la compañía Heart in Diamond proveniente de Reino Unido, explica que la piedra preciosa también puede elaborarse con cabello del ser querido fallecido.

¿En qué consiste?

Tras la solicitud es necesario obtener las muestras con las que se trabajará el diamante, ya sea cenizas (100 gramos), cabello (2 gramos), entre otros materiales. Los restos humanos primero son convertidos en carbono, luego en grafito hasta que el material se purifica varias veces para exponerlo a temperaturas de 2.000° C..

El proceso varía según el color del diamante entre 70 y 120 días. Luego se pule y talla.

Diamantes elaborados con cenizas humanas

¿Cuánto cuesta?

Los precios más accesibles son para el diamante color naranja-amarillo, entre los $ 1.000 (entre 0.015-0-04 quilates) y los 387.692 pesos mexicanos ($ 20.214) por un diamante de entre 1.90 y 2.09 quilates.

En España la empresa Algordanza Ibérica también ofrece este servicio. El pulido y tallado se hace según las preferencias del cliente, ya sea que lo vaya a usar en un anillo o collar e incluso graban el nombre del fallecido por $ 651.

“El diámetro del diamante nunca superará los 6 milímetros porque la tecnología no permite fabricar diamantes más grandes”, dice un ejecutivo de la firma.

Las empresas aseguran que las joyas están garantizadas, sin desperfectos y cuentan con una certificación internacional.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA