¡A inhalar chocolate!, ¿te animas?

Es una tendencia que se está practicando en Europa... ¿llegará algún momento a Latinoamérica?

30 ago 2019 / 18:58

¿Alguna vez imaginaste que este ingrediente pasaría de la boca a la nariz?, ¿que no solo sería saboreado, sino también aspirado?. Actualmente esto es posible, aunque en realidad esta práctica se la realiza desde el 2007, año en el que el chef belga Dominique Persoone creó un aparato gourmet que invita a absorberlo como si se tratara de una droga.

Hasta ahora el experto en gastronomía ha vendido más de 25.000 ejemplares. Antes de comercializarlo realizó varias pruebas y mezclas, llegando a la combinación de cacao, menta y jengibre, polvo que se coloca en una máquina, la misma que debe estar cerca de la nariz, se aplasta un botón y directo a la fosa nasal.

El portal cucinaretv señala que este aparato fue presentado en el cumpleaños del guitarrista de The Rolling Stones, Ronnie Wood, y fue bautizado como el ‘Chocolate shooter’.

¡A inhalar chocolate!, ¿te animas?

Hoy el restaurante de cocina italiana, Osteria Romana, de Bruselas, ofrece a sus comensales un postre que se inhala, denominado ‘1 Grammo... di felicitá’ y cuesta $ 8. “Tomamos un espejo, un billete de 50 dólares y lo presentamos como se debe. O lo hacemos bien, o no lo hacemos”, reveló su chef, Filippo La Vecchia, al portal antes citado.

“El chocolate tiene un montón de propiedades que lo hacen una sustancia adictiva y obviamente tiene un efecto en el cerebro”, explicó el médico psiquiatra, Andrés Herane, a la bbc.com. El experto en salud mental considera que este producto debe ser definido como una droga. “Tiene un efecto de búsqueda compulsiva que implica que quien lo consume necesita aumentar la dosis cada vez más para sentir el mismo efecto de placer. Va desde los pulmones directamente a la sangre que lo lleva al cerebro”.

Inhalar cocoa se ha vuelto una tendencia en fiestas alternativas europeas y el estimulante es el apetitoso ingrediente.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA