10/10 en su alimentación

Los alimentos que se ingieren pueden ayudar o perjudicar la salud cognitiva y tener impacto en la capacidad para recordar.

07 jul 2019 / 09:00

Es tiempo de exámenes y por lo general la alimentación que practican los estudiantes queda un poco relegada, pues se alteran los horarios de comida, se ingiere poco o nada por el estrés o al contrario se les puede ir la mano con la ‘cuchara’ por la ansiedad.

Algunos toman bebidas que los mantienen desvelados para así sacar mayor provecho y estudiar por más tiempo, pero practicar todo esto es perjudicial, lo indica Chrystian Concha, licenciado en nutrición y dietética. Según el experto, varios estudios han determinado que cuando se saltan comidas o se deja de ingerir alimentos que aporten energía y nutrientes necesarios para el desempeño diario, el cuerpo inicia una serie de cambios, por ejemplo, puede perder peso inicialmente, pero cuando se ‘regule’ la ingesta, favorecerá a la acumulación de grasa corporal sobre todo en el área abdominal.

“Omitir comidas, como la del desayuno, ayudan a la aparición de sobrepeso y obesidad, factores de riesgo de enfermedades crónicas como la diabetes, hipertensión arterial, entre otras. Asimismo el consumo de bebidas estimulantes y con alto contenido de azúcar (gaseosas, energizantes, etc.) contribuyen al desarrollo y aparición de diabetes. Además, el alto contenido de azúcar, genera dependencia y la carencia de aporte de nutrientes importantes. También hay que recordar que suprimir las comidas puede provocar gastritis.

¡Adiós estrés!

Hay varios alimentos ‘antiestrés’ cuyas propiedades brindan energía y optimismo, pero no todos son tan benéficos a la salud por su alto aporte de calorías o azúcares.

- Vegetales de hojas verdes tienen vitaminas y minerales que producen hormonas que alivian el dolor y dan una sensación de calma.

- El pescado azul (sardina, atún, etc.) posee más grasas que el blanco y en ellos destaca la presencia de los Omega 3 que reducen los niveles de cortisol (hormona del estrés).

- Los hidratos de carbono (sobre todo integrales) favorecen el incremento de triptófano en el cerebro, para así inducir a la liberación de la serotonina (hormona de la felicidad o neurotransmisor presente en, básicamente, los procesos relacionados con el estado de ánimo, percepción, apetito, memoria, entre otros) y controlar el estrés.

- El aceite de oliva extravirgen contrarresta los efectos negativos del estrés debido a su efecto antiinflamatorio, compuestos antioxidantes y grasas monoinsaturadas.

- El plátano es fuente de serotonina y Omega 3.

Recuerde:

Tenga sus cinco comidas al día: 3 principales y 2 colaciones. Elija alimentos naturales o mínimamente procesados. Tome 2 o 3 litros de agua al día, según la complexión de la persona.

En momentos de gran tensión puede presentarse el síndrome del intestino irritable que reacciona a ciertos alimentos que lo irritan más, por ejemplo la comida picante o muy grasosa, muy caliente, los cítricos, el alcohol y tabaco, por eso evítelos.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA