Yilda Banchón quiere hacer series en Disney

La juvenil actriz de Calle amores, de TC, se ha ganado el corazón de niños y adolescentes.

23 ago 2019 / 23:27

Yilda Banchón tiene apenas 18 años y modela, canta y actúa, pero la música es su gran pasión. Interpreta a Cindy Solano, hija de los personajes de Dora West y Cristian Maquilón, en la producción Calle amores, de TC. Este fue su debut televisivo.

Sus rizos naturales y ojos rasgados llaman la atención. “Me lo han dicho. No tengo familiares asiáticos y mi cabello es así porque mi bisabuela era jamaiquina y mi bisabuelo, italiano. No los conocí”, cuenta esta guayaquileña, quien vive en el cantón Samborondón y aspira a convertirse en abogada.

De niña se inició en los reality musicales Pequeños brillantes y Pequeños gigantes. Luego participó en comerciales e hizo audiciones y talleres actorales, al mismo tiempo estudió con Yanina Murga, además con Carlos Rubira Infante y Fresia Saavedra en la escuela del pasillo Nicasio Safadi. Tras intervenir en una publicidad que tuvo gran acogida por redes sociales la llamaron de TC.

¿Usted se inclina más por lo musical?

En mi familia, solo mi bisabuelo (Joaquín) era guitarrista. De niña en los karaokes escuchaba y cantaba música ranchera, nacional y de Rocío Dúrcal. Mi papá (Ángel) siempre me apoyó y me decía que yo iba a estar en los reality musicales. Así comencé a participar en estos programas.

¿Entonces se lanzará profesionalmente?

Empezaré a trabajar en una producción de género urbano, aunque no quiero puro reguetón, ofreceré algo más. A fines de año o inicios del 2020 será mi lanzamiento como solista. Lo urbano es parte de lo que haré, pero también otros géneros. En mi poco tiempo libre solo canto. Tengo el hábito de escribir, recién ahora estoy componiendo.

No es común que a una chica de su edad le gusten las rancheras y la música nacional.

Me compraban karaokes y ahí venían muchas rancheras. Crecí con ellas. La juventud no aprecia la música nacional, no existe la cultura de escucharla, las letras son maravillosas. Me encanta Julio Jaramillo, nuestro gran representante.

Tuvo el privilegio de estudiar con grandes maestros, Rubira Infante y Fresia Saavedra.

Ha sido un honor. Era una niña cuando conocí a Carlos Rubira Infante. Entonces tenía un pasillo nuevo dedicado a las madres y en una clase hizo audiciones con ese tema. Comentó que mis compañeras cantaban feo, que no sentían la música, cuando me tocó el turno le gustó mi presentación y me pidió que solo yo cante ese pasillo. Tuve el honor de que Fresia me enseñe técnicas vocales y de interpretación. Me aconsejó que nunca pierda la humildad. Ya conocía a su hija, Hilda Murillo.

Comenzó en lo actoral, ¿continuará por ese camino?

Sigo en Calle amores. Aún no nos han dicho si habrá una segunda parte. He tomado talleres con Lucho Aguirre y también con Andrés Garzón, quien preparó al elenco. Es lo máximo, lo más complicado para mí era llorar, sacar los sentimientos a flote, él me enseñó algunas técnicas. Quisiera hacer series para Disney. Generalmente son producciones musicales, podría cantar y actuar a la vez. Sería increíble.

¿Ahora llora con facilidad?

Me encantan esas escenas, las disfruto. Andrés Garzón me dijo que recuerde momentos tristes de mi vida para que pueda llorar, pero eso no resultó conmigo, porque yo trato de bloquear esas situaciones para que no me afecten. Me enseñó otra técnica de concentración y respiración.

¿Con cuáles de sus compañeros tiene más química?

Con Andrés Alvarado (Galo), quien ama la música al igual que yo. Además con Dora, quien es mi madre en la historia, existe mucha conexión. Lo primero que hizo Andrés Garzón fue ponernos a llorar. Con Ana Paula también me llevo muy bien.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA