Virginia Limongi: “Disfruté y aprendí. Es mi verdad”

La Miss Ecuador adelanta los proyectos para el 2019 y además explica todo su momento en el Miss Universo.

28 ene 2019 / 10:00

Se acabó el Miss Universo y nuestra representante regresó a Ecuador luego de unas pequeñas vacaciones por Tailandia y Filipinas. El trabajo con la organización Miss Ecuador (OME) todavía continúa, y Virginia Limongi tiene mucho que contar.

En esta entrevista habla su verdad sobre la experiencia, a la que describió como “la más emocionante” en su vida.

¿Qué proyectos continúan con Miss Ecuador?

Estoy en mi etapa final con esta corona y solo faltan cuatro meses. Ahora estoy enfocada en mis proyectos con la organización y también en retribuir el apoyo que me dieron en Miss Universo. Al momento tengo confirmada mi participación en el Bionic Fashion Day, así como el acercamiento con unas pequeñas que sufrieron cierto tipo de violencia.

¿Tuvo una reunión con María del Carmen de Aguayo, directora de OME, luego de su llegada? ¿Qué conversaron?

No fue una reunión como tal pero sí le expliqué en qué me gustaría centrarme ahora. Ha habido mucha confianza y ella siempre me ha dado su apoyo.

¿Cuál es su impresión del cariño de los ecuatorianos?

Estoy muy contenta por el apoyo que recibí. No sé cómo describir todo lo que hicieron a mi llegada, tuve una banda, me cantaron el cumpleaños. También el recibimiento de los medios que están interesados en contar mi historia.

¿Cree que en América Latina el Miss Universo se vive algo tergiversado?

Esto no es culpa de los reinados, es más la pasión de las personas. En América Latina vivimos el Miss Universo como si fuera la elección del presidente. Todo esto nace en redes y se multiplica y ya se piensa que eres finalista cuando se habla mucho de ti, pero todo pasa a puerta cerrada. Hay cosas que nunca se sabrán. Es la mano de Dios y si es para ti nadie lo cambia.

Virginia Limongi: “Disfruté y aprendí. Es mi verdad”

¿Y por qué lo vivimos con tanta pasión?

Somos así. Es algo muy natural. Es que aquí sabemos que ser una miss es sinónimo de liderazgo, de autoridad. Yo quiero que mi legado se recuerde y que pese mi nombre no mi corona.

¿No haber quedado dentro del top le afectó su autoestima?

No creo que me afecte de esa forma. Sí lo hizo el dolor de mi familia, el haber estado ahí, el que lloraran y que había sentido que había decepcionado a los ecuatorianos que pusieron su fe en mí. Pero yo a mí no me fallé porque me entregué por completo. Este certamen fue una plataforma gigante para mí, pero ahora estoy mirando hacia el futuro. El modelaje seguirá en mi vida pero no sé aún qué proyecto personal empezaré.

Pero usted ya fue parte del Miss Mundo y Miss Universo, los dos concursos más importantes...

Sí, pero el Miss Universo es el que realmente disfruté y aprendí. Es mi historia. Al otro no fui tan preparada como ahora. Este lo viví hasta el último.

Virginia Limongi: “Disfruté y aprendí. Es mi verdad”

¿Le cambiaría algo a la experiencia?

Sí, no mucho. Quizá uno que otro outfit, me hubiera puesto extensiones y quizá algún detalle en mi maquillaje.

¿Y cambiaría el malentendido del vídeo en el que se la oyó comentar “la pobreza del hotel es la mía”?

Este hecho sí lo cambiaría porque mucha gente se llevó una mala impresión por ver solo unos segundos de un vídeo en vivo. Este hecho no me dejó fuera del top. Lo hablé con mis chaperonas y con la gerenta del hotel.

¿Cree que el Miss Ecuador desde ahora deberá escoger una mujer con una historia personal más ligada a lo social?

No realmente. Influye un poco, pero no es lo definitivo. Yo hice todo lo que piden y no quedé. Lo que creo que hay que escoger es una mujer preparada para todo, 4x4 y muy disciplinada.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA